La DGT sorprende a cinco conductores de transporte escolar que superan la tasa de alcoholemia en su última campaña

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha denunciado a cinco conductores de transporte escolar por dar positivo en la prueba de alcoholemia en su última campaña dirigida a este tipo de vehículos, entre el 12 y el 18 de noviembre. En total, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han denunciado a 1.927 conductores de casi 4.000 vehículos controlados.
MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha denunciado a cinco conductores de transporte escolar por dar positivo en la prueba de alcoholemia en su última campaña dirigida a este tipo de vehículos, entre el 12 y el 18 de noviembre. En total, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han denunciado a 1.927 conductores de casi 4.000 vehículos controlados.

Aunque las irregularidades más frecuentes encontradas son las de tipo administrativo como la referida a la obligatoriedad de llevar la autorización especial de transporte escolar, concepto por el que han sido denunciados 1.442 autocares o los 232 vehículos sancionados por no tener el seguro de responsabilidad civil ilimitado, Tráfico ha destacado el caso de los cinco conductores sorprendidos dando positivo en alcoholemia por su imprudencia.

Uno de ellos, de 51 años de edad, fue parado por los agentes de la Guardia Civil el pasado 15 de noviembre a las 10.20 horas cuando viajaba por la N-525 con dirección al colegio de educación infantil y primaria de Cambeo, en Coles (Orense), llevando en el vehículo a 14 escolares. Tras practicarle la prueba de alcoholemia, los agentes descubrieron que daba positivo en alcohol y obligaron a detener el autobús hasta que llegó otro conductor para hacerse cargo del vehículo.

Ese mismo día, otro conductor, que llevaba a 54 escolares en el vehículo fue sorprendido triplicando la tasa de alcohol permitida en la localidad de San Javier (Murcia). Los agentes habían parado el autobús cuando realizaba el trayecto entre las localidades de Faconos y San Cayetano hasta San Javier.

Realizada la inspección del vehículo, los agentes apreciaron que su conductor mostraba síntomas de haber ingerido bebidas alcohólicas, por lo que, practicada la prueba de alcoholemia, éste arrojó un resultado de 0'45 mg/l, en aire espirado, triplicando la tasa permitida para este tipo de conductores, que es de 0.15 mg/l, por lo que se procedió a denunciar a su conductor e inmovilizar el vehículo en lugar seguro.

No haber pasado la Inspección Técnica de Vehículos también ha supuesto la denuncia a 14 vehículos y no llevar la señal de trasporte escolar (V-10) a otros 123. Respecto a las condiciones técnicas y elementos de seguridad de los autocares, los agentes han denunciado a 133 vehículos por irregularidades en las puertas de servicio y emergencias y en los dispositivos de accionamiento.

Mientras, 34 conductores han sido multados en relación a los cinturones de seguridad u otros sistemas de retención homologados, la mayoría por no uso de los mismos. Desde octubre de 2007, tanto en España como en el resto de países miembros de la Unión Europea se deniega la matriculación a cualquier autobús que no tenga instalados los sistemas de retención.

Asimismo, 20 conductores han sido denunciados por exceder en el tiempo de conducción o minoración del descanso y otros 62 por no llevar a bordo del autocar una persona encargada del cuidado de los menores, cuando así procedía.

Otras infracciones cometidas por los conductores de transporte escolar han sido la de conducir a velocidades superiores a las permitidas, precepto por el que se ha sancionado a dos conductores. Independientemente de esta campaña intensiva, los Agentes seguirán realizando inspecciones de este tipo de transporte durante todo el curso escolar.