La DGT pone en marcha un dispositivo especial para dar cobertura de seguridad y fluidez a 1.065.000 desplazamientos

Del 31 de julio al 3 de agosto, coincidirán en carretera los desplazamientos de vehículos generados por el comienzo del mes vacacional de agosto, con el retorno de los que finalizan sus vacaciones en el mes de julio.

La Dirección General de Tráfico va a poner en marcha un dispositivo especial denominado 'Primero de Agosto' para dar cobertura de seguridad y fluidez a 1.065.000 desplazamientos que se prevén entre las 15.00 horas del jueves 31 de julio y las 24.00 horas del domingo 3 de agosto en las carreteras de Castilla y León.

 

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, acompañado por el subdelegado en León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el general de la Guardia Civil en Castilla y León, general José Manuel Díez, se ha reunido en León con el teniente coronel del Sector Regional de Tráfico, Ramón Campillo, y los nueve capitanes de los Subsectores de Tráfico de la Guardia Civil en las provincias de la Comunidad con motivo de la puesta en marcha de este dispositivo especial.

 

Por provincias, los desplazamientos previstos en esta operación especial son: Ávila, 117.150; Burgos,  149.100; León, 127.800; Palencia, 106.500; Salamanca, 106.500; Segovia, 138.450; Soria, 69.225; Valladolid, 170.400, y Zamora, 106.500, han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

 

En este periodo, coincidirán en carretera los desplazamientos de vehículos generados por el comienzo del mes vacacional de agosto, con el retorno de los que finalizan sus vacaciones en el mes de julio.

 

Asimismo, durante los días en que se desarrolla la operación 'Primero de agosto 2014', continuará la afluencia de vehículos magrebíes hacia los puestos fronterizos de sus países de origen en sentido norte-sur, dentro de la 'Primera fase de la Operación Tránsito 2014', especialmente durante los días 1, 2 y 3 de agosto.

 

En cuanto a la accidentalidad, en la operación salida de agosto del pasado año, que tuvo lugar entre los días 31 de julio y 1 de agosto, se registró un accidente mortal, en el cual falleció una persona.

 

Por este motivo, la DGT ha recordado que los periodos más conflictivos para viajar son entre las 16.00 y las 21.00 horas del jueves 31 de julio, entre las 9.00 y las 22.00 horas del viernes 1 de agosto, entre las 9.00 y las 15.00 horas del sábado 2 de agosto y entre las 15.00 y las 22.00 horas del domingo 3 de agosto.

 

EFECTIVOS

 

Para llevar a cabo estas operaciones, se ha establecido un dispositivo que cuenta con personal dependiente de la Dirección General de Tráfico y de otras entidades. En total 79 personas, entre funcionarios y personal técnico especializado que atienden labores de supervisión, regulación e información de tráfico en el Centro de Gestión adscrito a la Jefatura Provincial de Tráfico de Valladolid.

 

En Castilla y León, la Dirección General de Tráfico gestiona un total de 1.210 equipos, de los cuales 95 son cámaras de televisión, 867 detectores, 160 paneles de mensajería variable y 88 estaciones meteorológicas.

 

Asimismo, 1.500 agentes de la Guardia Civil de Tráfico, a través de las nueve Agrupaciones de Tráfico de las nueve provincias de Castilla y León, colaboran activamente en la vigilancia y regulación del tráfico en las carreteras de la región.

 

SINIESTRALIDAD

 

Del 1 de enero al 28 de julio de 2014 se han producido en Castilla y León 53 accidentes mortales con el resultado de 62 fallecidos, cuatro menos que en el mismo período de 2013, mientras que también se han registrado 18 heridos graves y 22 heridos leves.

 

Por lo que se refiere a la estadística de accidentalidad en verano de 2014, del 1 al 27 de julio, ha habido en las carreteras de Castilla y León 15 accidentes mortales, cinco más que en el mismo período de 2013, con 16 personas muertas, cuatro menos que en el mismo período de 2013, cinco heridos graves y cuatro heridos leves.

 

Las causas de los accidentes más frecuentes han sido, en su mayor parte, por distracción o somnolencia, y también por conducir a una velocidad inadecuada.