La DGT inicia una campaña para hacer 20.000 controles de alcoholemia

Control de alcohol y drogas de la DGT.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha este lunes una nueva campaña de concienciación contra el consumo de alcohol y drogas que durará hasta el próximo domingo para vigilar los excesos en Navidad.

La intensificación de los controles tiene por objetivo tratar de concienciar a los conductores sobre los riesgos del alcohol o las drogas (una de las principales causa de accidentes mortales en España), en una época del año en la que se incrementan las comidas y cenas con amigos y familiares y en las que el alcohol o las drogas suelen estar presente, según ha explicado Tráfico. A pesar de que el porcentaje de positivos en controles preventivos de alcoholemia ha descendido del 5 por ciento en 2001 al 1,7 por ciento en 2012, más de 100.000 conductores al año dan positivo en estos controles.

 

En cuanto a las drogas, en el último estudio realizado en España, el 16 por ciento de los conductores dieron positivo a drogas en los controles aleatorios que se realizaron. Y este porcentaje ascendió al 76 por ciento en el caso de controles que se realizaron de forma selectiva, por ejemplo en zonas sensibles como a la salida de una discoteca.

 

De acuerdo a la memoria anual del Instituto Nacional de Toxicología, el 47 por ciento de los conductores fallecidos y analizados el año pasado (615) por dicho organismo tenían presencia en sangre de alcohol, drogas o psicofármacos, siete puntos porcentuales más que en 2008. En el caso de los peatones analizados (164), este porcentaje asciende al 51 por ciento.

 

La DGT advierte de que el alcohol y la conducción forman una pareja peligrosa que multiplica hasta 9 veces el riesgo de provocar un accidente. Asimismo, a mayor concentración de alcohol en sangre, el índice de accidentes también se incrementa. Un riesgo que no es atenuado por "trucos" y "falsos mitos" como tomar azúcar, Almax, hielo o hacer deporte. "Lo único que de verdad funciona es no conducir después de haber ingerido alcohol o drogas", advierten desde el departamento que dirige María Seguí.

 

La ley tipifica como infracción muy grave la conducción de vehículos habiendo ingerido bebidas alcohólicas con tasas superiores a las permitidas y, en todo caso, la conducción bajo los efectos de estupefacientes, psicotrópicos y cualquier otra sustancia de efectos análogos. También se tipifica como infracción muy grave incumplir la obligación, que todos los conductores tienen, de someterse a las pruebas de detección alcohólica y de drogas. Para estas infracciones muy graves, la Ley prevé la sanción de multa de 500 euros.

 

Asimismo, superar la tasas de 0,50 mg/l de aire espirado para conductores en general o más de 0,30 mg/l para conductores profesionales y titulares de permisos de conducción con menos de dos años de antigüedad está castigado con la pérdida 6 puntos del carné. Para tasas superiores a 0,25mg/l hasta 0,50mg/l (los profesionales y titulares de permisos de conducción con menos de dos años de antigüedad más de 0,15mg/l hasta 0,30 mg/l) se restán 4 puntos.

 

Los conductores que dan positivo al test de drogas pierden de su permiso de conducción 6 puntos. Además, conducir con una tasa de alcohol de 0.60 mg/l en aire o bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas es considerado un delito en el Código Penal castigado con prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años.