La deuda pública baja en más de 3.000 millones en agosto, pero aún supera el 92% del PIB

La deuda del conjunto de las administraciones públicas alcanzó los 944.682 millones de euros hasta agosto, lo que supone 3.157 millones de euros menos que el mes anterior, con lo que rompe la tendencia al alza de los tres últimos meses.

Este cálculo se ha hecho con un PIB de 1.022.514 millones de euros, teniendo en cuenta la evolución económica de los últimos cuatro trimestres, según las estimaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), que son las que toma el Banco de España.


Con las nuevas previsiones del Gobierno, recogidas en los Presupuestos del Estado para 2014, la deuda pública hasta agosto se encuentra a casi dos puntos del objetivo para todo el año, situado en el 94,2%, y todavía lejos del 98,9% que contempla el Ejecutivo para el próximo año.

En lo que va de año, la deuda de las administraciones públicas ha crecido todos los meses, salvo en enero, abril y agosto. El mayor incremento del endeudamiento se produjo en febrero, cuando la deuda aumentó en más de 30.000 millones de euros, y en mayo, cuando repuntó en más de 25.000 millones.

A pesar del descenso mensual del endeudamiento público, la deuda pública experimentó hasta agosto un incremento del 17,9% frente a los ocho primeros meses de 2012, cuando el endeudamiento de las administraciones públicas alcanzó los 801.590 millones de euros.

DEUDA EN VALORES A MEDIO Y LARGO PLAZO

Del total de la deuda en manos de las administraciones hasta agosto, 83.451 millones de euros correspondían a valores a corto plazo, 4.209 millones menos que en julio, aunque el grueso de la deuda sigue colocada en valores a medio y largo plazo, hasta un total de 658.188 millones de euros, con un incremento de 3.676 millones respecto al mes anterior.

Por su parte, los créditos no comerciales en manos de las administraciones públicas sumaron hasta agosto 203.043 millones de euros, 2.624 millones menos que la cifra registrada un mes antes.

El Gobierno atribuye el incremento de la deuda pública a la aceleración del programa de financiación a medio y largo plazo del Tesoro. En lo que va de año, el organismo ha captado ya en los mercados el 90,1% de la emisión prevista para todo el año (121.300 millones).