La deuda de no acabar: el Ayuntamiento y sus 87,5 millones de euros pendientes

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco.

La deuda municipal se mantiene en cifras elevadas a pesar de la constante dotación de fondos para reducirla. Su cuantía iguala a la de toda la inversión anunciada durante los últimos seis años. Y se van a pagar otros 44 millones de euros en los próximos años.

La deuda del Ayuntamiento de Salamanca parece un pozo sin fondo. Sólo así se puede calificar un capítulo al que se dedican y han dedicado ingentes cantidades de dinero y que está todavía en cifras gigantescas. Y lo de menos es la cifra en abstracto, lo importante es que impide destinar más fondos a otros capítulos como la inversión, la creación de empleo o las políticas sociales que se ven constreñidas por las limitaciones que impone la deuda.

 

A día de hoy, y según datos del propio Ayuntamiento de Salamanca, el 'agujero' es de 87,5 millones de euros. Es tanto como lo que se ha anunciado en los últimos años como inversión efectiva: desde 2012 y hasta 2016 las inversiones municipales se han quedado en 91 millones de euros. Eso da una idea de cómo ha limitado y limita la actuación municipal.

 

Pero es que, además, ha sido la principal política de Alfonso Fernández Mañueco desde que llegó a la alcaldía. A nada se ha dedicado más cantidad de recursos municipales. Desde 2011 se han pagado más de 54 millones de euros para equilibrar las cuentas y todavía no se ha acabado de conseguirlo. La cifra estaba, según datos municipales, en 128,6 millones de euros al término de 2011 y terminó 2015 en los 87,5.  Pero no nos vamos a poder olvidar de la deuda hasta dentro de muchos años.

 

La deuda histórica del Ayuntamiento llegó a estar por encima del 100% de la capacidad económica municipal y, aunque se ha mejorado, sus cifras todavía asustan. El municipio tiene una ratio de endeudamiento del 62,16% de los algo más de 140 millones de euros de presupuesto. Y va a seguir suponiendo un capítulo importante de los presupuestos hasta dentro de muchos años: el Ayuntamiento tiene previsto seguir pagando hasta 2022 otro 44 millones de euros para rebajarla hasta 43,6 millones.