La destreza del conductor evita males mayores en un fuego que se originó en un camión de paja

El suceso se produjo en torno a las 18.30 horas y la Guardia Civil cortó un kilómetro de carretera después de El Encinar

Un camión cargado de paja provocó momentos de tensión en la CL-510, carretera de Alba, una vez que su carga comenzase a arder. Las llamas han sido muy espectaculares y por eso se hizo necesaria la presencia de los bomberos aunque fue la rapidez de reflejos del conductor del camión la que evitó una catástrofe.

Así, el conductor del camión, en declaraciones a este diario, acababa de salir de Alba de Tormes con el camión cargado de paja en dirección Ciudad Rodrigo cuando notó que salía humo del remolque. "Lo último que puede hacer fue desenganchar la cabina del remolque y adelantarla unos metros para que no se quemara, ya que el fuego se extendió por todo el remolque rápidamente", señaló.

Solo la rapidez del conductor, así como su sagre fría, lograron salvar una mayor catástrofe en caso de que el fuego hubiese alcanzado la cabina, con todo lo que eso hubiese conllevado. Por ello, el afectado aún mostraba síntomas de nerviosismo y preocupación.

De hecho, más de una hora después, el remolque seguía ardiendo dobre la carretera por lo que la Guardia Civil tuvo que cortar la misma desde la rotonda de El Encinar hasta un kilómetro más allá de la CL-510.

Un chispazo de los frenos del propio camión pudo haber desencadenado el incendio que fue sofocado y no se propagó por campos aledaños, sí necesitaron la ayuda de una maquinaria especial para extinguirlo porque con las dotaciones presentes no bastó.
"Incendio

"Incendio