La despoblación hace 'desaparecer' 60 concejales de los ayuntamientos salmantinos

Todos los partidos judiciales ven reducido el número de concejales a elegir por la pérdida de población: en total, 60 menos que en las elecciones de 2011. Candelario es el único de los núcleos grandes que votará una corporación más pequeña: pasa de 9 a 7 ediles.

La despoblación, uno de los grandes problemas de la provincia, va a tener su reflejo también las próximas elecciones. Concretamente, en el número de concejales que se van a elegir, cuyo número se reduce al compás de la pérdida de habitantes. Según una resolución del subdelegado del Gobierno publicada hoy en el BOP, de las elecciones del próximo 24 de mayo saldrán 60 concejales menos que hace cuatro años. El motivo, que su número va ligado al número de habitantes. Así, los 342.459 habitantes empadronados votará 2.108 concejales; en 2011 eran 353.619 y se eligieron 2.168.

 

En la resolución se recoge el padrón de habitantes y el número de ediles de cada uno de los municipios salmantinos elegirán para sus corporaciones. El número de los que se eligen se ha reducido en todos los partidos judiciales al compás de la despoblación. Así, en el partido judicial de la comarca de Béjar elegirán 328 concejales, por los 348 de hace cuatro años; en el de la comarca Ciudad Rodrigo, 314 por los 320 de los comicios de 2011; en la comarca de Peñaranda de Bracamonte se pasa de 225 a 213; en la comarca Salamanca se reduce el número de 978 a 958; y en la comarca Vitigudino solo se pierden dos, 295 por los 297 de hace cuatro años.

 

El motivo es que multitud de pequeños municipios han pasado de elegir siete a cinco, y de cinco a tres. Los grandes municipios se mantienen como están, con lo que los partidos pelearán por idéntico número de concejales en Béjar, Ciudad Rodrigo, Peñaranda, Salamanca y Vitigudino, y también en otros como La Alberca, Cabrerizos, Guijuelo, Carbajosa de La Sagrada, Alba de Tormes, Terradillos o Aldeadávila. De los grandes núcleos, solo hay uno que pierde concejales, el de Candelario, porque ha pasado de más de mil habitantes a 970; pasa de 9 a 7 concejales. Por contra, Pelabravo gana dos y votará 9 en vez de 7.

 

El número de concejales que se eligen tiene importancia para los partidos ya que es una de sus fuentes de financiación. Según la ley electoral, el Estado subvencionará los gastos originados por la actividad electoral en función de los concejales electos y de los votos obtenidos por cada candidatura, siempre que uno de ellos al menos haya sido elegido concejal. Las cantidades a recibir fueron en 2011 de 276,86 euros por cada concejal electo y de 0,55 euros por voto obtenido.