La desigual supervivencia del cáncer en el mundo

La revista 'The Lancet' ha publicado el estudio global más complete sobre supervivencia al cáncer realizado hasta la fecha y muestra "amplias diferencias" entre países, que los expertos atribuyen a un desigual acceso a un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado.

El estudio 'Concord-2' se ha realizado a partir de 279 registros con más de 25,7 millones de afectados por uno de los 10 tumores más frecuentes diagnosticados de 1995 a 2009 de 67 países, que representan a dos tercios de la población mundial.

 

Incluso después de que los investigadores corrigieran los datos para evitar incluir fallecimientos por otras causas y se clasificaran por edad, sexo o raza, los investigadores encontraron "grandes diferencias" entre países y regiones.

 

"Nuestros hallazgos muestran que en algunos países el cáncer es mucho más letal que en otros, y en el siglo XXI no debería haber un abismo tan dramático en la supervivencia", ha reconocido Claudia Allemani, profesora de Epidemiología del Cáncer en la London School of Hygiene & Tropical Medicine (Reino Unido) y autora de la investigación.

 

Una de las más significativas fue la observada en el caso de la leucemia linfoblástica aguda en niños, el tumor más común en la infancia, con una supervivencia a cinco años después del diagnóstico que oscila del 16 al 50 por ciento en países como Jordania, Lesotho, Túnez, Indonesia o Mongolia mientras supera el 90 por ciento en países como Canadá, Austria, Bélgica, Alemania y Noruega.

 

De los 10 tumores estudiados, el cáncer de hígado y el de pulmón son los que tienen el peor pronóstico, con una supervivencia a los 5 años de menos del 20 por ciento tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo, lo que sugiere que la mayoría de los pacientes son diagnosticados demasiado tarde para que el tratamiento sea eficaz.

 

Por ejemplo, aunque la supervivencia al cáncer de pulmón ha superado el 10 por ciento en el periodo de estudio en países como China, Israel, Japón y Corea, y ha aumentado ligeramente en otros países como Colombia, América del Norte y algunos países europeos, el informe muestra como en este continente aún hay países con porcentajes inferiores, entre otros en Reino Unido.

 

AUMENTA LA SUPERVIVENCIA FRENTE AL DE MAMA Y EL COLORRECTAL

 

En cambio, el análisis muestra como la supervivencia a los 5 años de otros tumores, como el de mama y el colorrectal, ha aumentado en los países más desarrollados y en América del Sur (Brasil, Colombia y Ecuador), gracias a un diagnóstico precoz y la aparición de mejores tratamientos, como la radioterapia preoperatoria y la escisión total del mesorrecto, en el caso de estos tumores.

 

La supervivencia más elevada para estos tumores se consigue en Israel y Ecuador (más del 68% en caso de cáncer de colon); Qatar, Chipre e Islandia (más del 70% en cáncer de recto); y Australia, Brasil, Canadá, Chipre, Israel, Japón, Estados Unidos y varios países europeos (más del 85% en el caso del cáncer de mama).

 

A nivel mundial Mongolia es con diferencia el país con la supervivencia más baja para estos tres tipos de tumor, mientras que en Europa el país menos superviviente es Rusia.

 

Además, en este continente el estudio muestra que, mientras el país más superviviente al cáncer colorrectal es Islandia (65% en colon y 77% en recto), en los de mama las mejores tasas las presentan Francia y Finlandia, donde sobreviven tras cinco años el 87 por ciento de estas afectadas.

 

EL CÁNCER DE ESTÓMAGO, MENOS LETAL EN EL SUDESTE ASIÁTICO

 

En lo que respecta al cáncer de estómago, la supervivencia es más elevada en el sudeste de Asia (Japón, 54%; Corea, 58%; Taiwán, 36%), lo que refleja una actividad más intensiva en el diagnóstico precoz y el uso de cirugía radical. Dentro de Europa, la supervivencia a los 5 años en Dinamarca, Malta, Polonia y Reino Unido está en el 18-19 por ciento, siendo más baja que en la mayoría de países europeos

 

Otros de los tumores que muestran amplias diferencias son los que afectan al ovario y al cuello de útero, donde la supervivencia ha mejorado levemente en términos generales.

 

De este modo, en el caso del cáncer de cérvix varía desde una supervivencia superior al 70 por ciento en las Islas Mauricio, Corea, Taiwán, Islandia y Noruega a menos del 40 por ciento en Libia.

 

Y dentro de Europa, la supervivencia del cáncer de cuello uterino es del 60 por ciento o inferior en Reino Unido, Francia, Irlanda, Letonia, y hasta en cuatro países de Europa del Este (Bulgaria, Polonia, Rusia y Eslovaquia), apenas se ha observado mejoría en los últimos 15 años.

 

Pese a estos datos, Allemani reconoce que la mayor parte de esta variabilidad se debe a factores que se pueden cambiar, como la accesibilidad y calidad de los servicios de diagnóstico y tratamiento, y cree que debe ser una llamada de atención para que los sistemas sanitarios inviertan más en el abordaje de esta enfermedad.