La demanda de los ganaderos contra Ministerio y Junta continúa su curso

Afectados por ‘lengua azul’. La Agrupación de Defensa Sanitaria de Ciudad Rodrigo sigue trabajando para recoger los expedientes de los afectados por la vacunación en toda la provincia de Salamanca
CHEMA DÍEZ

La Agrupación de Defensa Sanitaria de Ciudad Rodrigo encabezada por Francisco Sánchez, ganadero afectado por la vacunación, continúa recopilando expedientes de profesionales afectados por lengua azul con el objetivo de interponer una demanda contra la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM).

Este problema se remonta a varios años atrás cuando varios ganaderos observaron cómo la vacunación tenía efectos negativos en sus animales tales como abortos, debilidad y posteriormente muerte de los mismos.

Por el momento han recopilado 15 expedientes y están a la espera de conseguir alguno más, “aunque ya sabemos que para estas cosas hay mucha gente que se apunta al carro sin tener nada que ver y otros que sí se han visto afectados no hacen nada, como siempre”, apunta Francisco Sánchez.

Este grupo, en diversas reuniones mantenidas, decidió interponer esta demanda como única solución posible ante la pasividad de la Administración, que incluso llegó a enviar una carta a los ganaderos como respuesta a su protesta en inglés, lo que provocó la indignación con la Junta de Castilla y León.

Pero éste es tan sólo uno de los múltiples problemas con los que cuenta el sector del ovino; actualmente, ni el precio ni las ventas son los deseados porque después de la época navideña el valor de los productos ha caído en picado. Los propios profesionales valoran como “normal” la campaña de Navidad porque las ventas han sido buenas, no así el precio al que se han realizado las operaciones como consecuencia de la crisis.

Además, en la actualidad, el valor de lechazos y corderos se encuentra por debajo de muchas de las operaciones que se realizan en toda la provincia, aunque el mes de enero es sin duda, el peor de todo el año porque se sufren las consecuencias de la resaca navideña.

El Mercado, parado
Por su parte, el Mercado de Ovino sigue sin levantar cabeza y acumula ya varios meses sin recibir ningún animal tras el animoso comienzo del pasado 23 de marzo.

Desde la Diputación continúan estudiando la posibilidad de cambiar las tasas de desinfección, opción que está siendo estudiada por parte de los técnicos y que debe llevarse al pleno para ser aprobada. Ante esta situación, los propios ganaderos han señalado en muchas ocasiones que para ellos es más rentable que el comprador acuda a su explotación a por los animales para ahorrarse los costes.

Por último, señalar que la reunión que estaba prevista para la jornada de hoy en Ledesma entre varios ganaderos para tratar las ayudas del Ministerio y la entrada en la IGP Lechazo de Castilla y León se ha trasladado para el próximo día 20 de enero, a la que previsiblemente acudirán medio centenar de ganaderos de la provincia.