La delincuencia se reduce un 3% y sigue entre las más bajas del país

2009. La provincia registró 29,3 infracciones penales por mil habitantes, frente a la media nacional de 45,8. Delitos. Los malos tratos suben un 17,4 por ciento y los robos en coches caen un 61 por ciento
E. S. C.

Salamanca está entre las provincias más seguras de Castilla y León, de España y de Europa”. El subdelegado del Gobierno, Jesús Málaga, sustentó ayer esta afirmación en los datos de delincuencia correspondientes al pasado año, que arrojan un descenso del 3,37 por ciento respecto a 2008. En términos globales, las infracciones penales disminuyeron en este periodo de 10.510 a 10.156, lo que supone 354 menos. La media por cada mil habitantes se situó en 29,3, con una reducción de 1,1 puntos sobre el dato referido a 2008. Más significativa es la comparación con las registradas en toda España donde el promedio fue de 45,8, es decir, 16,5 puntos por encima de la realidad salmantina.

En la presentación del balance efectuado por el Ministerio del Interior, Málaga subrayó que estas cifras son “sensiblemente más bajas” si se excluyen los delitos contra la seguridad vial, que, a diferencia de lo ocurrido en otras ocasiones, sí se han incluido en la estadística global. Descontando este tipo de infracciones, la criminalidad en Salamanca pasaría de una media de 29,43 casos por cada mil habitantes en 2008, a los 28,07 del pasado año (de 10.175 a 9.729 en total).

En la comparativa regional, Salamanca también sale bien parada. La delincuencia en el conjunto de Castilla y León se colocó en 33,3 delitos por cada mil ciudadanos, cuatro puntos por encima de la media salmantina.

Si se contrastan los datos con las diferentes provincias, la criminalidad en Salamanca sólo supera a la de aquellas con una población claramente inferior, como Zamora (22,3 de promedio), Palencia (28,5), y Soria (28,8). Fuera de nuestras fronteras, más de lo mismo. Salamanca se coloca por debajo de los 15 miembros más antiguos de la Unión Europea y que se cifra en 69,1 infracciones por cada mil habitantes. Por su condición de país limítrofe con Salamanca, el subdelegado destacó especialmente el caso de Portugal, con un promedio de delincuencia de 37,7, es decir, 8,4 puntos superior a la registrada al otro lado de la frontera.

Según los tipos de delitos, los datos facilitados ayer por Jesús Málaga indican que el mayor descenso se produjo en los relacionados con la sustracción de vehículos, que mermaron un 61 por ciento, por delante de los robos con violencia en los establecimientos, que cayeron un 22,4 por ciento.

La tendencia contraria experimentaron los delitos contra la vida, la integridad y la libertad de las personas, que se incrementaron un 19,2 por ciento, empujados, sobre todo, por la subida de los casos de malos tratos en un 17,4 por ciento.

El subdelegado también subrayó que la línea descendente que siguieron los delitos durante 2009 “se ha mantenido durante los primeros meses de este año”.