La Delegación de Gobierno en Cantabria espera reabrir la A-67 esta tarde, con un carril en cada sentido

La Delegación del Gobierno en Cantabria espera que este viernes por la tarde quede abierto al menos un carril en cada sentido del tramo de la A-67 entre Reinosa y Arenas de Iguña que permanece aún cortado siempre que la situación meteorológica "no empeore". En estos momentos, se está sacando a los vehículos que estaban inmovilizados en un aparcamiento provisional en esa zona.

Así lo ha anunciado en Santoña, a preguntas de los medios de comunicación, el delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, quien no ha querido valorar las críticas del PSOE por la gestión del temporal "por respeto" a los efectivos de la Guardia Civil, de Protección Civil y de Unidad Militar de Emergencia (UME) que se encuentran trabajando para intentar "recobrar la normalidad". De hecho, ha señalado que unas 200 personas están trabajando en la zona de la A-67 cortada.

 

Ruiz ha considerado "totalmente imprudentes" estas críticas, que, a su juicio, proceden "por falta de conocimiento" de la situación que se está viviendo en el límite entre Cantabria y Palencia.

 

Tras asistir a la inauguración de los juzgados de Santoña en la antigua Casa Consistorial, ha insistido en que es una "situación extraordinaria" y ha asegurado que "no es cuestión de más medios", sino de poder ir evacuando los vehículos que se encontraban retenidos y que dificultaban ir abriendo la zona.

 

Por su parte, la consejera de Presidencia y Justicia, Leticia Díaz, ha señalado que se espera que la situación en Cantabria pase a ser "mucho mejor" a partir de mañana por la tarde.