"La decisión supone un disgusto y una preocupación pero intentaremos seguir adelante"

Javier Boyero señala que la Asamblea del viernes decidirá qué hacer pero él se "ve con fuerzas para intentarlo una vez más"

La decisión de Bruselas de de frenar el desarrollo de la nueva Indicación Geográfica Protegida (IGP) 'Carne de Salamanca' ya tiene reacciones de una de las partes implicadas. El presidente de Ternera Charra e impulsor junto a Carne de Morucha de la nueva marca, Javier Boyero, mostró su pesar por esta resolución.

"Estoy disgustado y preocupado como es lógico pero con ganas de seguir una vez más si así lo considera la asamblea que se celebrará el próximo viernes. Creo que nos merecemos una oportunidad más, quizá la últimas para terminar este proyecto después de tantos años de trabajo", señala Boyero.

No obstante, Javier Boyero destaca que también está "cansado pero sé que represento a muchos ganaderos y profesionales y si ellos lo consideran oportuno haremos un nuevo esfuerzo porque creemos que es lo justo".

No hay que olvidar que son ya cinco años de trabajo con esta idea para el nacimiento de 'Carne de Salamanca' que se ha visto frenado por una decisión de Bruselas al considerar que la IGP existente no vale al ser la continuidad de Carne de Morucha por lo que hay que empezar de nuevo, en un proceso que puede demorarse más de un año.