La decisión de no enviar una ambulancia para la niña de Treviño fue "inadecuada" pero no habría evitado su muerte

La investigación del Gobierno vasco responsabiliza a la médico de emergencias que atendió la llamada.

La decisión de no enviar una ambulancia para el traslado de la niña de Treviño  fallecida el 16 de marzo en Vitoria por las complicaciones de una varicela se debió a una valoración "inadecuada" de la médico coordinadora del servicio de emergencias del Gobierno vasco. No obstante, según la investigación abierta por el Ejecutivo autonómico, la derivación de un transporte sanitario para atender a la menor no habría evitado su fallecimiento.


Éstas son algunas de las conclusiones presentadas ante la Comisión de Salud del Parlamento vasco por el director del Servicio Vasco de Salud-Osakidetza, Jon Etxeberría, que ha comparecido ante la Cámara junto al consejero, Jon Darpón, para ofrecer explicaciones sobre la muerte de Anne Ganuza, la niña de tres años fallecida el pasado 16 de marzo por las complicaciones derivadas de una varicela.

La familia de la niña ha denunciado a varios médicos de los servicios de salud del Gobierno vasco y de la Junta de Castilla y León por la atención que se prestó a la joven en los días previos a su fallecimiento, y por la decisión de no enviar una ambulancia a su casa cuando, unas horas antes de su muerte, los padres contactaron con el servicio de emergencias.

La menor murió en el Hospital Txagorritxu de Vitoria, al que había sido trasladada por su padre desde su domicilio en La Puebla de Arganzón, un municipio perteneciente al enclave burgalés de Treviño, situado en el territorio de Álava.

La familia había llamado previamente al servicio de emergencias 112 del Gobierno vasco, desde el que en lugar de enviar una ambulancia, se optó por remitirla al médico de guardia de Treviño. No obstante, para cuando el facultativo llegó a La Puebla de Arganzón, los padres ya la habían llevado a Txagorritxu.

Según el informe dado a conocer este miércoles por Etxeberría, la decisión de no enviar una ambulancia para el traslado de la niña se debió a una valoración "inadecuada" de la médico coordinadora del servicio de emergencias del Gobierno vasco. No obstante, según la investigación abierta por el Ejecutivo autonómico, la derivación de un transporte sanitario para atender a la menor no habría evitado su fallecimiento.
 

 

Noticias relacionadas