La Cumbre Social quiere que la huelga general sea "algo más que un paro laboral"

"Se ha producido un respaldo unánime del conjunto de los asistentes. Hay un convencimiento general de que esta huelga debe ser algo más"
Las organizaciones sociales integrantes de la Cumbre Social han respaldado por "unanimidad" la decisión de CC.OO. y UGT de convocar una huelga general el próximo 14 de noviembre y pretenden que sea "algo más que un paro laboral", según ha explicado el secretario general de UGT, Cándido Méndez.

Según ha dicho, se trataría de lograr "un acto de protesta cívica general" que sea secundado también por colectivos como parados o pensionistas, al estilo del paro general del 14 de diciembre de 1988.

Así, lo ha indicado en rueda de prensa tras la cuarta reunión de la Cumbre Social, acompañado del secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, y por representantes de algunas de las alrededor de 150 organizaciones que conforman la plataforma, reunida este viernes para aprobar definitivamente la próxima huelga general en el marco de la jornada europea de protesta convocada por la Confederación Europea de Sindicatos (CES).

"Se ha producido un respaldo unánime del conjunto de los asistentes. Hay un convencimiento general de que esta huelga debe ser algo más que un paro general laboral", ha dicho Méndez, para añadir que las organizaciones de la Cumbre Social se han comprometido a "crear el clima para que se produzca también una posición activa de apoyo del conjunto de los ciudadanos".

Según ha sugerido Méndez, la huelga general será una oportunidad para que "aquellas personas que quieran hacer compras las hagan otro día distinto al 14 de noviembre".

Por su parte, Toxo se ha centrado en el esfuerzo que la huelga supondrá para los asalariados. Así, ha admitido que la huelga "es un sacrificio que se le pide a los que tienen empleo", pero también "una inversión para el futuro de su país". "Los que trabajan en sus empleos tienen mucho más en riesgo su empleo por las políticas del Gobierno que por la convocatoria de la huelga", ha añadido.

CSI-F Y USO AÚN NO SE HAN MANIFESTADO
Por otro lado, Toxo y Méndez han coincidido en valorar el "hito histórico" que supone la coordinación sindical llevada a cabo en el seno de la CES de cara al día 14 de noviembre. Sin embargo, han tenido que responder a las preguntas sobre la indefinición del sindicato de funcionarios CSI-F a la hora de dar o no su apoyo a la huelga general.

Y es que a la reunión de la cumbre no acudió el presidente del sindicato de funcionarios CSI-F, Miguel Borra, sino la secretaria de Igualdad del sindicato, Carolina Rodríguez, que tampoco compareció en la rueda de prensa.

Sobre esta cuestión, Méndez ha recalcado que el sindicato "ha estado presente en la Cumbre" y ha recordado que es en sus máximos órganos de decisión "donde debe decidir democráticamente" la próxima semana si apoyará el paro, por lo que "habrá que esperar con respeto".

Por su parte, el secretario general de USO, Julio Salazar, ha indicado que, aunque los órganos de gobierno del sindicato aún no ha confirmado su adhesión al paro general, pero ha asegurado que trasladará la decisión de hacerlo en la reunión que tienen prevista los días 22 y 23 de octubre.

RÉPLICAS AL GOBIERNO
Por otro lado, preguntados por las declaraciones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que ha declarado que la huelga dañará la imagen de España además de suponer un perjuicio para la economía, Toxo ha afirmado que "ninguna huelga por muy larga que sea no hará tanto daño a la economía como está haciendo la política del Gobierno".

Por su parte, Méndez ha apuntado que si Rajoy "aportara en este caso lo mejor de su inteligencia a lo que está ocurriendo en este país" lograría que España mejorara su situación en lugar y no dejaría que Alemania "jugara a los dados con el destino del país".

Por otro lado, ambos líderes sindicales confiaron en que la huelga general dé sus frutos a largo plazo. En este punto el líder de UGT ha dicho que "cualquier movilización social y democrática siempre, tarde o temprano, rinde frutos", a lo que ha añadido: "Si se lucha democráticamente y constitucionalmente puedes perder, pero si no estás perdido".

Al respecto, Toxo reprochó al Gobierno que trate de sumir a la ciudadanía en una "estado de pasividad" para que no se enfrente a sus políticas de austeridad que, según aseguró, acercan a la economía "peligrosamente" a los seis millones de parados. "Hay que continuar porque estos es una carrera de fondo", ha asegurado para apostillar que "la huelga rendirá frutos, lo haga de forma inmediata o más tarde".

NUEVAS DEMANDAS DE REFERÉNDUM
Toxo ha insistido también en que hay un "deterioro democrático" y en que la huelga insistirá en la demanda de un referéndum para que el Gobierno "devuelva la palabra a la ciudadanía".

Según ha recordado, ya se ha abierto el proceso de recogida de firmas para solicitar el referéndum y ha confiado en que ésta sea "masiva" e incluso "millonaria".

En la rueda de prensa también tomó la palabra la presidenta de la coordinadora española del 'lobby' europeo de mujeres, Rosa Escapa, quien ofreció el apoyo de la organización a la convocatoria de huelga o el representante de la Confederación Intersindical, Juan Antonio Clemente, quien recalcó la unanimidad de la convocatoria.