La cubierta de la piscina de Garrido, ni una revisión en 15 años: 300.000 euros para arreglarla

Repararla requerirá una inversión de 300.000 euros mientras los informes técnicos advierten que no ha habido constancia de que se le haya hecho ninguna revisión periódica.

El equipo de Gobierno del PP salió este martes a la palestra para intentar minimizar el golpe del escándalo de las piscinas, el agujero de 6,6 millones en averías y falta de mantenimiento del que sólo se reclamarán 1,2 millones. Tras desvelar el PSOE que, en la comisión informativa de Contratación, los técnicos pusieron de manifiesto que nunca se les solicitaron informes para conocer el desastroso estado de las piscinas municipales, los 'populares' acusaron a los socialistas de falsear la información. 

 

"Los técnicos municipales han puesto de manifiesto que el servicio de mantenimiento del Ayuntamiento de Salamanca ha venido realizando un control del mantenimiento de las piscinas municipales por lo que es incierto que, como dice el PSOE, no hubiera control o vigilancia sobre Eulen, anterior concesionaria y empresa a quien el PSOE entregó las instalaciones cuando se contrató por primera vez la gestión de este servicio", asegura. Sin embargo, no parece que la suma de facturas por el caso piscinas vaya a parar: la próxima, 300.000 euros para arreglar la cubierta retráctil de Garrido por no haberle hecho una revisión en 15 años.

 

No obstante, y según los asistentes a la comisión, es cierto que los técnicos pusieron de manifiesto que en los últimos quince años había faltado vigilancia de la empresa concesionaria, que no se habían hecho mantenimientos obligatorios (se calcula que 1,2 millones corresponden a Eulen) y que no se analizó el estado de las instalaciones cuando se cambió de empresa gestora; de hecho, fue la nueva la que dio la voz de alarma cuando el Ayuntamiento ya había pasado por alto un informe que ya en 2011 avisaba de los deterioros.

 

Según los asistentes, los técnicos fueron más allá y advirtieron que no se les requirió informar sobre las piscinas municipales en todos los años del contrato ni tampoco cuando se iba a licitar de nuevo el contrato, que cambió de manos a finales de 2014; y que fue sólo después cuando se hizo un informe que valoraba en 6,6 millones las obras necesarias para repararlas.

 

Pero, además, añadieron que los técnicos municipales no han tenido noticia de que la cubierta de la piscina de Garrido haya sido sometida a ninguna revisión periódica en los últimos quince años, desde que se instaló hacia 2001. Esto en un equipamiento que va a requerir de otra jugosa inversión: 300.000 euros para arreglarla.

 

Según anunció el equipo de Gobierno hace unos meses, se van a invertir 1,3 millones de euros en el arreglo de las piscinas de Garrido. De ellos, 600.000 euros van para la cubierta, que se renovará por completo, y para placas solares que servirán para el agua caliente. Además, se renovarán sistema de cliamatización para reducir la humedad en la cubierta, se mejorará la depuración de los tres vasos, se sustituirán calderas... una importante inversión que se suma al 'agujero' de las piscinas.

Noticias relacionadas