La crisis impide que 11.000 millones de euros lleguen a las arcas públicas en Castilla y León

Antiguo edificio de Hacienda en la Plaza Madrid de Valladolid. JUAN POSTIGO

La merma de recaudación entre 2008 y 2014 alcanza los 10.924 millones de euros, la mitad, por el daño a las actividades económicas. Valladolid, la provincia más afectada.

La crisis ha mermado la recaudación de la administración pública de manera importante. La falta de consumo, la menor actividad económica y la consiguiente reducción de los impuestos, por un lado, y el fraude y la evasión por otro han supuesto una importante merma de ingresos. ¿La cantidad? 10.924 millones de euros entre 2008 y 2014. Este es el cálculo que hacen los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA) a partir de los datos de la Agencia Tributaria (AEAT). 

 

De los 10.924 millones que han dejado de generarse en Castilla y León, 2.614 serían del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), 2.782 corresponden al IVA y 5.635 del Impuesto de Sociedades. Es decir, casi la mitad se van en merma de actividad de las empresas y una cuarta parte salen de las rentas y del consumo. De este modo, se reparte el efecto.

 

Valladolid es la provincia que más ha notado la merma de recaudación en la comunidad durante la crisis, con 4.183 millones menos, prácticamente la mitad de la pérdida de recaudación en Castilla y León, por delante de Salamanca y León. Por el contrario, Soria y Palencia fueron las que menos notaron los años más duros de la crisis, con una pérdida recaudatoria total de apenas 100 millones.

 

Del total de ingresos no recaudados, en segundo lugar está Salamanca, con una pérdida de 1.864 millones, seguida de León, con 1.577, y de Burgos, con 1.247 millones. Segovia perdió en ese periodo, conforme a los datos de los técnicos de Hacienda, 744 millones, Ávila 559 y Zamora 477 millones.

 

Castilla y León ha tenido al Impuesto de Sociedades como principal freno a la recaudación. Desde el inicio de la crisis se han dejado de ingresar 5.635 millones por este concepto en los ejercicios 2008 a 2014, la mitad del descenso en toda la comunidad. No obstante, los ingresos por IVA e IRPF también sufrieron un importante desplome que habría sido mayor sin las subidas impositivas de 2010 y 2012 para ambos tributos, explican los técnicos de Hacienda.