La crisis golpea a Matacán que pierde un 30% de pasajeros entre los años 2008 y 2010

La cifra de vuelos se mantiene en este periodo con solo un descenso del 2%
No corren buenos tiempos para la economía y esta tendencia se ve reflejada en todos los sectores, haciendo mella negativa en cada uno de ellos y el transporte aéreo no iba a ser menos, y especialmente cuando se habla de la base aérea de Matacán, cuyo volumen de pasajeros ha descendido un 30% entre 2008 y 2010 según datos facilitados por AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea).

Estos datos negativos no hacen otra cosa que confirmar el goteo incesante de dinero que pierde esta terminal cuya situación es aplicable al resto aeropuertos de la Comunidad: Valladolid, León con una evolución negativa, mientras el de Burgos gana adeptos por ser el más joven ya que empezó a funcionar en el año 2004 con un crecimiento leve.

En cuanto al total de los vuelos realizados entre 2008 y 2010, la cifra se mantiene en Salamanca con tan solo un descenso del 2% mientras que entre los cuatro aeropuertos de la Comunidad, la cifra de vuelos bajó un 10% en el mismo periodo.

Las cifras no engañan
De este modo, la base aérea de Matacán ha pasado de acoger la presencia de 60.103 pasajeros en salidas y llegadas en el año 2008 a los 43.179 del ejercicio 2010, lo que supone un descenso cercano al 305 y los datos que se conocen de 2011 no invitan tampoco mucho al optimismo. Además, la cifra de operaciones bajó también respecto al año 2007 aunque entre 2008 y 2010 se mantuvo estable con solo un descenso del 2% con 12.450 vuelos hace tres años y 12.244 en el pasado ejercicio. En 2009 se produjo un descenso intermedio de pasajeros hasta los 53.088 aunque los vuelos disponibles aumentaron en más del 3%.

Pero si los datos de Salamanca son malos, en el cómputo regional no invitan nada al optimismo porque van en la misma línea de descenso y de crisis en las terminales aéreas porque todos los aeropuertos, con la excepción de Burgos (cuyo nivel es bajo) han perdido pasajeros.

Villanubla se lleva la palma
La base aérea de Villanubla en Valladolid es también una de las más castigadas con una bajada de casi 90.000 pasajeros en el periodo analizado entre vuelos de salida y llegada, pasando de los 479.689 de 2008 a los 392.689 de 2010, aunque con un movimiento de vuelos netamente superior al del resto de terminales. No obstante, la cifra de operaciones ha descendido de modo alarmante desde las 13.002 de 2008 hasta las 8.974 del pasado ejercicio 2010.

León también ha notado la crisis aérea con una bajada del número de pasajeros desde los 123.183 de 2008 hasta los 93.373 de 2010 así como el nivel de operaciones registradas en ese mismo periodo de tiempo.

Por su parte, la base de Burgos es la única que presenta datos positivos por su reciente creación hace unos años, y ha pasado de acoger a 13.037 pasajeros en 2008 a los 33.595 de 2010, cifra inferior a las otras tres terminales de la Comunidad.

El cómputo regional, pesimista
Por último, la suma de viajeros de las cuatro terminales de Castilla y León no arroja datos optimistas, como es lógico y su volumen global en el periodo analizado desprende un descenso del 17%, pasando de los 676.012 a los 562.836 de 2010.

En el ámbito nacional, la tendencia tampoco cambia porque no existe un aumento del número de viajeros, ni tampoco de vuelos, oscilando entre los 203,8 millones de hace tres años hasta los 192,7 millones del pasado ejercicio 2010.