La crisis, el precio de las entradas y la piratería ‘desangran’ las salas de cine que pierden un 20% de espectadores

Salamanca ocupa el puesto 33 de España como una de las provincias con menos espectadores ya que ha pasado de los 820.766 de 2007 a los 665.059 del año 2012. Los cines, se reinventan…

 

 

ASISTENCIA Y RECAUDACIÓN EN SALAMANCA

 

2007: 820.766 espectadores y 4,026 millones.

 

2008: 735.212 espectadores y 3,88 millones.

 

2009: 766.456 espectadores y 4,28 millones.

 

2010: 699.177 espectadores y 4,21 millones.

 

2011: 681.869 espectadores y 4,065 millones.

 

2012: 665.059 espectadores y 4,038 millones.

Reinventarse o morir; ésa parece ser la única tabla de salvación de las salas de cine de España, Castilla y León y, como no, Salamanca, que ve cómo la cifra de espectadores cae cada año de una manera agresiva por diferentes motivos.


Algunos de ellos se centran en la crisis económica, el precio de las entradas y la piratería; todas ellas, metidas en una coctelera dan un resultado explosivo que hace que las salas de cine de Salamanca se ‘desangren’ poco a poco.

 

Al menos eso es lo que aseveran los datos del ministerio de Cultura, que destacan que la provincia ocupa el puesto 33 de España con menos espectadores en las salas de cine y que ha perdido un 20% de ‘aficionados’ entre 2007 y 2012, pasando de 820.766 a 665.059 espectadores, respectivamente, o lo que es lo mismo, 155.707 personas menos.

 

Las cifras del cine en Salamanca dejan también a la provincia como la tercera de Castilla y León con más espectadores y recaudación, solo superada por Valladolid (1,05 millones de espectadores, 65 salas y 6,4 millones de recaudación) y León (649.652 espectadores, 25 salas de cine y 4,1 millones).

 

No en vano, existe un dato que sí llama y mucho la atención y es el que se refiere a la recaudación en cada uno de los ejercicios, que apenas ha variado entre los años 29007 y 2012… ¿por qué? La subida del precios de las entradas ha hecho que las salas de cine y las propias producciones hayan conseguido paliar la pérdida de espectadores con un valor más alto, de modo que las recaudaciones por lo menos no bajen en la medida que lo ha hecho la cifra de aficionados al séptimo arte.

 

Así, la recaudación en Salamanca ha pasado de los 4,026 millones de euros de 2007 hasta los 4,038 millones de 2012, alcanzando la cifra más elevada en el año 2009 con 4,28 millones y la más baja un año antes, en 2008, con 3,88 millones de euros.

 

UN 21% MENOS DE SALAS DE CINE

 

Además, la provincia de Salamanca ha perdido entre 2007 y 2012 nueve salas de cine, o lo que es lo mismo, un 21%, pasando de 42 a las 33 actuales y con riesgo de poder perder más de cara al futuro. No en vano, hay que recordar el cierre de los cines Ábaco en febrero del año 2013 y la delicada situación de Cinebox Vialia, en peligro tras la liquidación del Grupo Ábaco Cinebox.

 

Entonces, ¿qué han tenido que hacer los cines para mantener el atractivo y ‘llamar’ a los espectadores? Es muy complicado competir con internet y la piratería, y por ello, los cines están realizando numerosas ofertas que el público está acogiendo a la perfección, entre las que destacan las siguientes:

 

Asociaciones de la Industria del Cine como FECE, FAPAE o FEDCINE han llegado a un acuerdo para iniciar, el pasado 15 de enero, una campaña de reducción de precios para las entradas de cine todos los miércoles.

 

De este modo, los tickets para las sesiones de este día de la semana, siempre que no sea festivo, costarán 3,90 euros, en un intento de fomentar la asistencia a las salas de cine españolas.

 

Cinebox Vialia vende sus entradas por un importe de 4 euros de lunes a jueves, siempre que no se trate de festivos o vísperas, y Cines Van Dyck ofrece entradas a 3,50 euros los lunes, en las salas del Centro Comercial El Tormes, y los miércoles, en las salas de Torres Villarroel (Van Dyck y Van Dyck Joven). Así, el público de Salamanca tiene a su disposición ofertas cuatro días a la semana para que ir al cine le salga más barato.

 

Tampoco hay que olvidarse del IVA Cultural, que subió del 8% al 21% el 1 de septiembre de 2012 y que también ha perjudicado a los artistas y a los espectadores a la hora de llenar unas salas de cine que cada vez deben innovar y reinventarse para poder conseguir que sus butacas ‘cobren vida’. De lo contrario, la sangría continuará…