La crisis económica vacía muchos locales y... demasiadas ilusiones

Las calles céntricas de la ciudad de Salamanca son solo un ejemplo de lo que ocurre en capital y provincia

Uno, dos, tres, cuatro... y así hasta decenas y decenas de locales vacíos. Se vende, se alquila, se traspasa... son los carteles más 'de moda' en Salamanca , por desgracia, claro. La crisis económica ha vaciado infinidad de locales comerciales dejando muchas ilusiones dentro, quizá demasiadas.

Juan Carlos González es solo un ejemplo de cómo el negocio que uno levanta con el sudor de su frente se viene abajo sin ninguna responsabilidad propia, todas ajenas, y eso da aún más rabia. Locales vacíos donde antes había vida y ahora ya no queda casi ni esperanza.