La crisis dispara un 66% el gasto en prestaciones por desempleo y multiplica por cuatro la cifra de beneficiarios

Entre los años 2005 y 2012 (diciembre), el número de receptores de esta pensión ha aumentado en 14.639 personas con más de 16,2 millones de euros de gasto mensual.

Los estragos de la crisis en la economía salmantina siguen provocando aumentos negativos en los diferentes indicadores relativos al paro y al gasto en prestaciones por parte del Estado en la provincia de Salamanca. Así, y según las cifras facilitadas por el ministerio de Empleo, las dificultades económicas han disparado un 66% el gasto en prestaciones por desempleo y han multiplica por cuatro la cifra de beneficiarios de las mismas, tomando como referencia el periodo 2005-2012, en el último mes del año, diciembre.

 

Por tanto, basta con echar un vistazo a las cifras para observar cómo el gasto del gobierno en las prestaciones por desempleo en Salamanca era de ‘solo’ 6,4 millones de euros al mes, mientras que en la actualidad, la cifra se ha disparado hasta los más de 16,2 millones. Algo parecido ocurre, como es lógico, con la cifra de beneficiarios de las mismas, que se ha incrementado en la friolera de 14.639 personas, pasando de las 4.446 de diciembre de 2005 hasta las 19.085 del pasado mes de diciembre.

 

Analizando la evolución de los datos, se aprecia como el mayor salto tiene lugar entre 2007 y 2008 en todos los aspectos ya que la cifra de parados toma un rumbo alcista, pasando de los 17.772 de diciembre de 2007 a los 24.132 de solo un año más tarde, con los primeros e intensos coletazos de una crisis que acababa de llegar.

 

Este hecho provocó también que en ese mismo periodo de tiempo la cifra de beneficiarios de prestaciones ascendiese hasta 12.411 cuando en el último mes de 2007 se habían fijado en 4.584, aumentado en gasto en este sector en cuatro millones de euros al mes.

 

Por ello, las cifras que se desprenden del ministerio de Empleo son catastróficas ya que el número de parados casi se ha duplicado entre 2005 y 2012 sin visos de una mejoría clara, arrastrando consigo la cifra de beneficiarios y el gasto en prestaciones.

 

Precisamente, la pensión media en Salamanca ha aumentado en un nivel muy pequeño entre 2005 y 2012, y en la actualidad se sitúa en 792,1 euros al mes, una de las más bajas de España, con una media nacional de 862 euros. En la evolución de los años, el año 2007, en época de bonanza, la pensión media era de 867 euros cada mes, por lo que ha descendido en 75 euros hasta la fecha.

 

No en vano, Salamanca es solo un ejemplo de lo que ocurre en el resto de provincias españolas, pero que alcanza una cifra de parados de 35.850 y eso que ha descendido en el último mes de 2012.