La crisis del sector reducirĂĄ el nĂşmero de cabezas en la montanera

Un industrial de Guijuelo denuncia la venta jamones de porcino blanco como ibĂŠrico de Salamanca en Reus

Los ganaderos de porcino ibĂŠrico de la provincia de Salamanca se plantean sacar menos animales en la montanera de finales de septiembre y principios de octubre porque no obtendrĂĄn mucha rentabilidad debido a la crisis del sector y no quieren sacrificar al resto de ganado vacuno y ovino para que no coma bellota cuando el beneficio con ellos es mayor y no ven una salida fĂĄcil a todo el ganado ibĂŠrico.

Por su parte, los industriales tienen la misma opiniĂłn que los ganaderos porque los productos que mĂĄs les cuesta vender hacen referencia a las paletas y jamones ibĂŠricos, con una difĂ­cil salida en el merco y, ademĂĄs, a un precio muy por debajo del normal para conseguir rentabilidad.

Fraude en el ibĂŠrico
AdemĂĄs, un industrial de Guijuelo que acude a varios mercados y conoce a la perfecciĂłn este sector, seĂąala que en el Mercado Central de Reus (Tarragona) se venden jamones de porcino blanco como ibĂŠricos de Salamanca, tal y como confirma un representante de BatallĂŠs SelecciĂłn, con una explotaciĂłn de porcino en LĂŠrida. Se trata de una raza que tiene la pezuĂąa negra, pero que en ningĂşn caso es ibĂŠrico y su calidad es mucho menor.

De ahĂ­ la denuncia de un industrial de Guijuelo, que seĂąala que sus intereses se ven perjudicados por las ventas fraudulentas de porcino blanco como ibĂŠrico y poniĂŠndole la etiqueta de Salamanca.

El precio, al alza
Por otro lado, y de cara a las prĂłximas semanas, las previsiones apuntan hacia nuevas subidas del ibĂŠrico en la categorĂ­a de pienso por la escasez de producto en el mercado y que el industrial ya ha empezado a preguntar de cara a la prĂłxima campaĂąa.

No obstante, el sector atraviesa por una crisis que se prolonga ya desde hace varios aĂąos y que no parece tener fin despuĂŠs del pinchazo del globo que se habĂ­a creado en torno al sector y que muchos comparan con el sector de la construcciĂłn, que atraviesa momentos muy delicados. No obstante, otros analistas seĂąalan que 2012 puede ser el del inicio de la recuperaciĂłn del porcino ibĂŠrico.