La crisis de la patata aparece en la primera cotización del cultivo en Salamanca con solo 40 euros por tonelada

La Lonja Provincial celebró la primera mesa de la patata de la temporada (Foto: Chema Díez)

El sector se encuentra sumido en una situación caótica en la que el tubérculo está casi sin precio, en una campaña que se prevé desastrosa para los intereses de los profesionales, que animan al consumo de este cultivo.

 

 

LOS VOCALES DE LA MESA

 

AGRICULTORES: Juan Carlos Diego, Jesús Díez, Miguel Ángel Bernal y Ángel García.

 

COMPRADORES: Julián Palomero, Miguel Ángel Alonso, Manuel Aires y Joaquín Ruiz.

 

(En negrita, los nuevos vocales incorporados)

La patata está hundida... y lo peor es que no se va a levantar en una campaña que no ha hecho nada más que empezar. La realidad, apuntada por los agricultores y los almacenistas es la misma: no hay operaciones, no hay precio y el futuro augura unas previsiones castastróficas.

 

Al menos eso es lo que han indicado los propios profesionales durante la celebración de la primera mesa de la patata del año 2014, en la que han comenzado a cotizar a unos precios irrisorios y raramente vistos dentro de un sector que no va a poder dar salida a todo el 'stock' de producción.

 

"Es impensable salvar esta campaña. Existe un exceso de producción, además de en España, en países de la Unión Europea como Portugal, Francia, Portugal o Inglaterra, que perjudica seriamente nuestros intereses. De hecho, sobra toda la producción de una campaña entera". Con esta afirmación, uno de los compradores, Julián Palomero, definió a la perfección la situación por la que atraviesa la patata en una campaña que va a dar mucho que hablar, en lo negativo.

 

De hecho, la ronda de cotizaciones fue un anticipo de lo que le va a pasar a este sector. Para la variedad de jaerla, los agricultores demandaron 40 euros por tonelada, mientras que los almacenistas pidieron 35, para una decisión final de 40 euros.

 

Para la variedad de agria, los productores solicitaron 75 euros por tonelada por los 70 de los compradores, para una cotización final de 70 euros.

 

Y por último, la variedad de Red Scarlet cotizó a 40 euros por tonelada con acuerdo entre las partes.

 

¿QUÉ OCURRIÓ HACE UN AÑO?

 

Esta situación contrasta, y mucho, con lo vivido hace un año, cuando en la primera mesa de la patata, la variedad de jaerla cotizó a 240 euros por tonelada, 200 más que en la actualidad, cerrando la campaña de 3013 con los siguientres precios: 145 euros la jaerla, 168 la agria y 135 la red scarlet.

 

Situación completamente distinta para un año catastrófico dentro de este sector.

 

Asaja Salamanca reivindicó de este modo el consumo de la patata de Castilla y León (Foto: Chema Díez)