La crisis ahoga el bolsillo del turista

El porcentaje de pernoctaciones en MirĂłbriga cae un 4% entre 2008 y 2010

La crisis ha hecho mella en el bolsillo de los turistas que visitan Ciudad Rodrigo porque desde el aĂąo 2008, el porcentaje de pernoctaciones y de gasto en servicios de restauraciĂłn ha disminuido de manera considerable.

 

Mientras que en 2008 el porcentaje de turistas que pernoctaba al menos una noche en la localidad mirobrigense era del 18%, en 2009 la cifra disminuyó hasta el 13,5% para recuperarse levemente en el pasado ejercicio 2010 hasta el 14%. Las cifras hacen referencia a la media total del año, siendo los más ‘generosos’ los meses de verano así como octubre, y en mayor medida noviembre y diciembre; en el lado opuesto se posicionan enero, febrero, marzo y septiembre, donde el índice de gasto en casas rurales, hoteles, hostales o cámping disminuye de manera considerable.

 

En otro apartado, el gasto en servicios de restauraciĂłn, tambiĂŠn se ha notado un descenso notable tanto de los turistas que se interesaron por un servicio como los que hicieron un uso del mismo a cambio de dinero. AsĂ­, en 2008, un 52% de los visitantes a MirĂłbriga demandĂł servicios de este tipo, por un 34,5% en 2009 y un 42% en el pasado aĂąo 2010, dejando clara la tendencia a la baja en el gasto por turista. Los mejores meses sonde abril en adelante, mientras que el inicio de aĂąo es menos generoso en este aspecto.

 

AsĂ­, desde 2008 hasta 2010, el porcentaje de pernoctaciones ha bajado un 4% en la media del aĂąo debido a la crisis y la demanda de servicios de restauraciĂłn ha hecho lo propio un 10% en relaciĂłn a los visitantes de Ciudad Rodrigo.

 

Por Ăşltimo, hay que destacar un Ăşltimo punto que hace referencia a las rutas realizadas por los visitantes procedentes de diferentes partes de la geografĂ­a nacional e internacional. TambiĂŠn ha disminuido esta cifra de una manera considerable, pasado del 40% del aĂąo 2008 al 21% del pasado aĂąo 2010. Las principales rutas seguidas por turistas y visitantes apuntaban hacia la Sierra de BĂŠjar, Sierra de Francia, Portugal o Salamanca. Los meses de primavera y verano tambiĂŠn son los mĂĄs propicios para realizar esta actividad.