La Covatilla registra una escasa afluencia en su primera jornada

Apertura parcial. Hasta ahora sólo están disponibles las pistas de los debutantes. Adversidades. Las malas condiciones metereológicas han influido en que algunas instalaciones no hayan podido estar listas
Luis ibáñez
La estación de esquí de La Covatilla inauguraba en la mañana de ayer su décima temporada con una escasa afluencia de visitantes, a pesar de que la carretera de acceso era ya completamente transitable al tráfico.

En un principio, la empresa gestora, Gecobesa, tenía prevista la apertura de siete pistas y cuatro remontes en servicio pero, finalmente, sólo se pudieron abrir de manera parcial las tres pistas de los debutantes. Estos datos dan como resultado un dominio esquiable inferior a los cinco kilómetros de longitud y con un espesor máximo de 50 centímetros. Durante toda la mañana fueron más bien pocos los esquiadores, cerca de 15 personas, que se desplazaron hasta las infraestructuras de ocio invernal provenientes en su mayoría de Portugal, Extremadura y Madrid.

Alberto Segade, responsable de Comunicación de Gecobesa, explicó que estas circunstancias en la apertura se han debido “a las malas condiciones meteorológicas que no nos han permitido trabajar a gusto, comenzando este jueves con lo mínimo porque ha estado toda la jornada del miércoles lloviznando, y nos ha impedido preparar el dominio esquiable tal y como hubiéramos deseado”. Asimismo, añadió que “ya habíamos previsto la apertura precisamente un jueves para que tuviéramos tiempo para adecuarlo todo en vistas al sábado y al fin de semana, para abrir pistas paulatinamente a medida que las condiciones meteorológicas nos lo vayan permitiendo”. De hecho, las predicciones para hoy, según Gecobesa, indican la posibilidad de poner en funcionamiento tres de los cuatro remontes existentes, y cinco pistas, uniéndose a las ya abiertas de debutantes las de El Canchal Negro y Las Cimeras; y para el sábado la apertura de 14 pistas con un total de 12,5 kilómetros esquiables.

El alcalde de Béjar, Cipriano González, se desplazó a mediodía a visitar las instalaciones municipales con motivo de la inauguración de la temporada de esquí, acompañado durante su encuentro en todo momento por el director de la estación, José White, y por el responsable de comunicación, que informaron al regidor bejarano sobre el estado de las pistas abiertas y sobre las condiciones actuales de la nieve. El primer edil mostró su satisfacción por “la apertura de La Covatilla con el empuje del equipo de Gobierno de manera decidida y clara, y el gran esfuerzo de Gecobesa para conseguir que hoy tengamos las pistas abiertas”. En este sentido, expresó su deseo de que ésta sea “una temporada espléndida para Gecobesa, para La Covatilla y para los negocios de Béjar paliando un poco la situación general de crisis”.