La Covatilla podría cerrar sus puertas el día 7 por las deudas de Gecobesa con Hacienda

Aspecto actual de la estación de esquí de La Covatilla (Foto: www.sierradebejar-lacovatilla.com)

Gecobesa, gestora de la estación de esquí bejarana, asegura que Hacienda ha embargado sus cuentas a pesar de las opciones que ofrecen desde la empresa para pagar su deuda.

Gecobesa, la gestora de la estación de esquí de la Covatilla, ha anunciado "liquidación de la sociedad (que implicaría el cese de la actividad y el cierre de la estación de esquí) ante la inesperada, sorpresiva e injusta decisión de la Agencia Tributaria, que ha procedido al embargo de las cuentas corrientes de esta sociedad", como aseguran en un comunicado.
 

"Queremos pagar, pero que nos ayuden", asegura Alberto Segade

Alberto Segade, gerente de Gecobesa, reconoce que la "situación es preocupante", ya que Hacienda les exige el pago de la deuda que tienen contraida y "no atienden a los plazos que les proponemos", asegura a este diario. "Queremos pagar, pero que nos ayuden", añade.

 

"Si el embargo sigue adelante no podemos seguir con la actividad porque tenemos trabajadores en nómina y proveedores a los que pagar", asegura Segade.

 

Al parecer, Gecobesa ha tratado de pagar parte de su deuda con Hacienda con dos partidas diferentes de momento. La primera, los 105.000 euros a su favor con los que cuenta Gecobesa del IVA del último trimestre del año, aunque Segade apunta que Hacienda les dijo que "por un problema informático no podían hacer efectivo este pago".

 

La segunda partida consiste en los 135.000 euros de los bautismos blancos "contratados con el Ayuntamiento y la Diputación. Les dijimos que en el momento en que se hiciera efectivo, lo cobrarían", dice Segade. Sin embargo, según el gerente de Gecobesa, "Diputación y Ayuntamiento han asegurado a Hacienda que no tenemos ningún contrato firmado con ellos, lo que no es mentira, pero tampoco verdad. De hecho, la Diputación tiene los bautismos blancos convocados desde noviembre y el Ayuntamiento, las reservas hechas ya. Es algo seguro que se va a cobrar", se lamenta Segade.

 

"Tenemos muchísima nieve y de mucha calidad; sería una pena que no pudiéramos abrir en Semana Santa"

"Nosotros tenemos voluntad de solucionar este problema y hemos puesto ese dinero como garantía. Nos consta que las negociaciones con Hacienda existen porque se han llevado a cabo en clubes de fútbol con deudas millonarias y nosotros solo queremos que se nos trate de forma parecida", asegura el máximo responsable de la gestión de La Covatilla.


"Hacemos públicos estos problemas por un sentido de la responsabilidad porque estamos a puertas de Semana Santa y tenemos que avisar. Es una pena con la cantidad de nieve que tenemos que no podamos abrir, pero si nos dejan sin dinero no es posible", se lamenta Segade.

 

El gerente de Gecobesa asegura, sin embargo, que "los trabajadores están al día en sus nóminas, lo que incluso sorprendía cuando hace un año pasamos por el concurso de acreedores, ya que nosotros siempre reingresamos en la estación -que es el motor económica de esta zona- los recursos que generamos".
 

Por otro lado, Gecobesa critica la actitud del Ayuntamiento de Béjar con quien mantiene "una relación contenciosa, ya que no reconoce las inversiones que hemos hecho. Cuando recibimos la estación de esquí para su gestión tuvimos que subsanar problemas técnicos y medioambientales por la mala gestión del Ayuntamiento. Ahora no solo no nos lo agradecen, sino que nos quieren cobrar", dice Segade.

 

Ante esta situación, por tanto, Gecobesa asegura que no pueden asegurar que la estación de esquí esté abierta después del lunes día 7 de abril, si la sociedad entra en liquidación.


"Es importante tener en cuenta este dato, por parte de todos los hosteleros, especialmente en Candelario, Béjar, Barco de Ávila, junto con los del resto de localidades que ven aumentada su cifra de negocio con los visitantes y esquiadores que acuden a La Covatilla, para que no gasten el dinero ingresado en concepto de reservas y lo reserven en previsión de que tengan que devolverlo si la estación no puede abrir en Semana Santa", asegura Segade.
 

"Es lamentable que todo esto coincida con uno de los mejores momentos en cuanto a espesor y calidad de nieve, además de cantidad de kilómetros esquiables y a las puertas de las vacaciones de Semana Santa".