La Covatilla cuenta con un nuevo servicio vital en su centro asistencial

Privilegio. Es la segunda estación de esquí en toda España, después de Candanchú, en disponer de esta prioridad sanitaria. Incremento. Cuatro mil esquiadores visitan las pistas el fin de semana
LUIS IBÁÑEZ
La empresa concesionaria de las instalaciones municipales Centro Turístico Sierra de Béjar, Gecobesa, presentó en la tarde de ayer un servicio vital, que formará parte del centro asistencial existente en la estación, con el que se pretende hacer frente a posibles casos de la denominada como “muerte súbita” que últimamente se ha incrementado de manera notable entre deportistas de élite.

Se da la circunstancia de que La Covatilla es la segunda estación de esquí del país en contar con este servicio vital tras Candanchú, tal y como destacó el responsable de comunicación de la empresa gestora, Alberto Segade Illán, quien además se mostró esperanzado en el próximo desarrollo del Plan Director “que Gecobesa ha elaborado y ha costeado, y que cuenta con la declaración de impacto medioambiental, para que esta estación de esquí pueda acoger con un alto nivel de calidad un número de 6.000 esquiadores, es decir, cuatro veces más de lo que hasta ahora se puede acoger”.

Según los datos aportados ayer, La Covatilla recibió durante el fin de semana más de 4.000 esquiadores, atraídos por el clima propicio para la práctica del esquí y la apertura de 20 pistas, con la “esperanza de un clima apropiado que completaría positivamente la presente temporada”.

El nuevo servicio vital, puesto en marcha a través de la Fundación Salvavidas.eu, estará ubicado en el centro asistencial, y coordinado por el personal técnico-sanitario del que dispone la instalación municipal, y que está integrado por médicos, enfermeros y asistentes de pista.

Consta de dos desfibriladores donados, por la propia Fundación, como piezas fundamentales y básicas para la atención en los primeros momentos de la sintomatología de los afectados, junto a la reanimación cardio-pulmonar.

De esta manera, uno permanecerá fijo en el centro asistencial con el material facultativo de urgencias y estabilización necesarios, mientras otro desfibrilador, más pequeño y portátil, tendrá la posibilidad de ser transportado sin dificultad por el personal sanitario y asistentes de pistas de forma urgente hasta la situación del posible cuatro clínico de “muerte súbita” a cualquier punto del área de la estación de esquí. En contrapartida, la empresa concesionaria del Centro Turístico Sierra de Béjar se ha comprometido con la Fundación en colaborar con la venta de elementos de marketing y promocionales del colectivo Salvavidas.eu que ayudarán a la difusión de sus fines, y a la distribución de más equipos preventivos y efectivos para combatir este tipo de afección mortal.

En la presentación pública de este instrumental se contó con la presencia de la titular y directora del centro asistencial, la doctora Francisca Pastor, el presidente de Gecobesa y el responsable de comunicación de la empresa, Francisco Montero y Alberto Segade respectivamente, el representante de la Fundación Salvavidas.eu, Rubén Campo, y los alcaldes de Candelario, Germán Martín, y el de Béjar, Cipriano González.

Precisamente, Francisca Pastor, doctora responsable del centro asistencial, destacó la necesidad de que esquiadores adopten medidas preventivas, e hizo especial hincapié en la importancia de concienciar a los deportistas. Durante la presentación, los técnicos sanitarios de la estación de esquí realizaron un simulacro para mostrar el funcionamiento de los desfibriladores donados por Salvavidas.eu.