La cosecha de cereales será “irregular” con grandes oscilaciones de producción en toda la provincia

La Consejería lanza unas previsiones alcistas que el sindicato agrario COAG no comparte
Este hecho se deriva de las escasas y desiguales precipitaciones de los meses de abril y mayo (que marcan el año) y que no dejan muy buen sabor de boca entre los profesionales. De este modo, el presidente provincial de Asaja y de la Cámara Agraria Vicente de la Peña asegura que la cosecha puede ser “media alta pero muy irregular en toda la provincia”, con unos rendimientos que oscilarán entre los “3.200 kilogramos por hectárea en el trigo y 2.800 para la cebada".

Además, la calidad del cereal no será excesivamente mala porque el grano no ha sufrido muchos daños, aunque tampoco se espera algo espectacular”. En algunas zonas de la provincia, la recolección dará comienzo la próxima semana, pero solo en las zonas más tempranas.

Por el contrario, el líder provincial de UPA Guillermo González fue claro y contundente: “La cosecha es muy ambigua y variopinta porque existen zonas en la provincia que obtendrán una buena cosecha de cereales, y habrá otras en las que los rendimientos dejarán mucho que desear”. Para González, las lluvias de la primavera no fueron las suficientes y “lo poco que ha caído en estos últimos días no es suficiente”. Otro de los problemas que preocupa, y mucho a González es el precio del abono, “que se ha disparado, igual que tampoco entiendo cómo está el cereal ahora a este precio”.

Por último, la opinión más prudente la vierte el secretario provincial y regional de COAG, Aurelio Pérez, quien habla de un “año raro, con muchos problemas en la época de la sementera debido al exceso de agua en la tierra. La primavera también ha sido extraña porque no ha llovido lo necesario”.

Asimismo, Pérez señaló que el resultado final será menor que en el año 2010 y no como señalan las previsiones de la Consejería. “Nuestros pronósticos apuntaban a una cosecha total de entre 250.000 y 260.000 toneladas en la provincia, mientras que la Junta barrunta 380.000. Lo que ocurre es que no tiene en cuenta la cosecha destinada a forraje, que en nuestras previsiones es de 120.000 toneladas”. Así, Pérez señala que en líneas generales la cosecha en la provincia será igual o menor que en 2010.