La cosecha de cereales se incrementará en Salamanca un 55% respecto al año 2009

La Consejería de Agricultura de la Junta estima que la cosecha de cereal de invierno (trigo y cebada) de la Comunidad, rondará los cinco millones de toneladas, lo que supondría, de cumplirse los últimos avances del Gobierno regional de producciones y superficies, un incremento por encima del 40 por ciento respecto a los volúmenes registrados en la campaña anterior. Por lo que se refiere a la superficie, los datos del último Boletín de Información Agraria de Castilla y León, indican que apenas se ha elevado esta campaña, respecto a la anterior, un 0,9 por ciento, hasta 1.651.928 hectáreas.
ICAL / Valladolid

Las cifras que maneja la Consejería constatan crecimientos de producción en todas las provincias, sobre todo en Ávila (282.459 toneladas), un 233,6 por ciento; seguida por Zamora (426.350), un 139,3 por ciento; Segovia (450.800), un 63,9 por ciento: Salamanca (338.775), un 55 por ciento; Segovia (475.000), un 50,4 por ciento; Burgos (1,42 millones de toneladas), un 31,7 por ciento; Valladolid (699.000), un 24 por ciento; León (246.710), un 14,3 por ciento, y Palencia (686.000), un 7,2 por ciento.

En cuanto a la superficie, crece en Ávila (107.628 hectáreas), un 24,6 por ciento; en Soria (190.000), un 12,4 por ciento; en Burgos (379.500), un 9,3 por ciento, en Segovia (161.000), un 7,3 por ciento; en Zamora (151.000), un 4,5 por ciento, y en León (67.400), un 0,5 por ciento. Por el contrario, merma en Valladolid (233.000 hectáreas), un 22,1 por ciento; en Salamanca (112.400), un 7,3 por ciento, y en Palencia (250.000), un 0,8 por ciento.

El presidente de Asaja en Castilla y León, Donaciano Dujo, destacó que esta campaña se logrará una cosecha media, que “no puede compararse” con la “catastrófica” del año pasado, “uno de los peores que recuerda el campo en Castilla y León”. En la misma línea se manifestó el coordinador regional de COAG, Aurelio Pérez, que aseveró que “es un poco pronto” para hacer una estimación “seria” de la cosecha, aunque intuyó que será “mediocre” y no se alcanzarán los niveles que vaticina la Junta.