La cooperante salmantina será enterrada mañana en Gomecello

Ceremonia. El funeral por Soraya Macías se celebrará a las 13.00 horas en la localidad armuñesa. Repatriación. El cuerpo llega hoy a Madrid y se vela por la tarde en el tanatorio salmantino de San Carlos
E. S C. / Agencias
Los restos mortales de Soraya Macías, la cooperante salmantina de 25 años fallecida en un accidente de tráfico en Perú el pasado martes junto a otras tres compañeras, recibirán sepultura mañana, domingo, en el panteón familir ubicado en el cementerio de Gomecello. Previamente, se celebrará una misa funeral en la iglesia de Santiago Apóstol de la localidad, según fuentes cercanas a la familia.

La alcaldesa del municipio,RosaMaría Esteban, aseveró ayer que los familiares quieren un funeral íntimo y que por ello el Consistorio no ha preparado ningún tipo de acto especial, aunque señaló que la Corporación municipal en pleno estará presente en la misa funeral.

Por su parte, el avión que transporta el cadáver de la joven armuñesa aterrizará hoy, sábado, en el aeropuerto madrileño de Barajas en torno a las 15.00 horas, y será recibido por los padres y hermanos de Soraya, que se desplazarán hasta la capital de España para acompañar al cadáver de su ser querido en el traslado al tanatorio salmantino de San Carlos Borromeo, adonde se prevé que pueda llegar a media tarde, si se cumplen las previsiones.

En principio, el cuerpo de la joven cooperante salmantina permanecerá en el tanatorio hasta las 12.00 horas de mañana, para ser trasladada a continuación al municipio de Gomecello, donde reside su familia y a cuya corporación municipal pertenece su padre, Nazario Macías, como concejal por la formación Unión del Pueblo Salmantino.

Finalmente, la familia de Soraya pudo evitar el viaje a Lima para repatriar a su ser querido, ya que e Consulado español en Perú ha querido ahorrar a las familias el viaje acelerando al máximo sus trámites, aunque fue imposible completarlos antes del vuelo de ayer noche (hora peruana).

Embalsamamiento
De hecho, los féretros trasladados desde Cuzco debieron ser reacondicionados por la agencia funeraria, que además procedió a una nuevo embalsamamiento de los cadáveres y a preparar los ataúdes con las debidas medidas de presión y gases necesarios para un viaje internacional en avión.

Todos los españoles accidentados contaban con un seguro de viaje que permitió que los gastos de la repatriación fueran asumidos por completo por una compañía de seguros española con presencia en el país andino.

Conmoción en Gomecello
Dos días después de conocerse la inesperada tragedia, la pequeña localidad armuñesa, de apenas 500 habitantes, sigue sumida en la consternación provocada por la desaparición de una joven muy querida en el pueblo por su carácter cercano y siempre dispuesto a ayudar a los demás. En señal de duelo, el Ayuntamiento decretó dos días de luto oficial y las banderas de la Casa Consistorial ondearon a media asta y con crespones negros para simbolizar el pesar que se ha instalado en Gomecello. lo que respecta a las otras tres cooperantes fallecidas, Lorena Guerrero, Lidia Monjas y María José Such, también serán trasladadas hoy al aeropuerto de Barajas, en principio en el mismo vuelo que Soraya, según asegura la agencia Efe. El destino final de dos de los féretros son Salamanca y Madrid, aunque los otros dos deben viajar uno a Málaga y otro a Valencia, por lo que era necesario coordinar desde el jueves, cuando llegaron los restos a Lima, el tránsito de un avión a otro en el aeropuerto de la capital española.