La contratación de un seguro marca la subasta de los ‘tablaos’

Coste. La póliza asciende a cerca de 3.000 euros y será sufragada a partes iguales entre constructores y el Ayuntamiento. Sin variación. No se sube ni el IPC, por lo que se mantiene el precio del año pasado
MONDRIÁN / DAVID RODRÍGUEZ


La subasta estuvo marcada por la obligatoriedad de contratación de un seguro, lo que alargó la sesión hasta casi una hora, a diferencia del año pasado, que se resolvió en escasos 15 minutos.

La práctica totalidad del Carnaval tiene un seguro que contrata el Ayuntamiento, sin embargo, lo que pasa en torno a los tablaos quedaba fuera del mismo, lo que cambiará a partir de este año. Tanto la mayoría de los constructores como los representantes del Ayuntamiento incidieron en la importancia de su contratación, para cubrirse las espaladas en caso de que haya incidencias.

La principal discusión estuvo en torno a quién asumía el coste del seguro, provocando la tradicional algarabía e incluso la amenaza de algún constructor de que fuera el Ayuntamiento quién monte los tablaos. El Ayuntamiento había pedido previamente un presupuesto, con Multicía Seguros, que asciende a 2.942 euros (IVA incluido), y que cubre la responsabilidad civil imputable en el montaje y desmontaje de los tablaos, y lo que pase en ellos durante el Carnaval.

La propuesta inicial del Consistorio fue que lo sufragaran íntegramente los constructores. Sin embargo, éstos hicieron ver a los representantes municipales que sólo cobraban entrada para algunos eventos, siendo la gran mayoría gratuitos. Por eso se llegó al acuerdo de que lo pagarían al 50%. Los constructores lo harán de forma prorrateada, dependiendo de la capacidad de su tablao, variando desde los 19,75 euros hasta los 61,5 euros.

Fue tanto el debate que se creó en torno al seguro, que se llegó a plantear la posibilidad de aplazar la resolución a hoy martes. Y también hizo que casi pasara de largo el principal foco tradicional de la subasta, el precio de los tablaos. En esta ocasión, el Ayuntamiento ni siquiera llegó a proponer la tradicional subida del IPC (que hubiera sido del 3%), y se mantienen los mismos precios del año pasado. Los dueños de los tablaos grandes pagarán 687 euros; los de los pequeños, 256 euros; por el de la puerta de la Rúa del Sol, 219 euros; y por el de la calle Sánchez Arjona, 143 euros