La contracción en la venta de vehículos y la vivienda sitúan la economía de Salamanca a la cola de la región

En Salamanca se observa una mayor contracción en la venta de vehículos que en el resto de la región

La posición cíclica de Salamanca, es decir la situación que ocupa en la economía y la previsión de su evolución a medio plazo, es la peor de Castilla y León, según el Boletín económico trimestral de Caja España-Duero.

Ni el Plan Pive ni la opción de adelantar las compras para evitar la subida del IVA del pasado mes de septiembre. En Salamanca nada parece estimular la compra de turismos y, de hecho, nuestra provincia registra a finales de este 2012 una contracción interanual del 20,9 por ciento en ventas, con una significativamente peor evolución que en el trimestre anterior (-5,1%) y asimismo peor que la de Castilla y León (-17,6 por ciento). Un dato que se recoge en el Boletín económico de Castilla y León que edita Caja España-Duero. Datos que explican  que esta sea una de las provincias en peor posición cíclica de la Comunidad –posición de la economía y la previsión de su evolución a medio plazo-, junto con Segovia y Zamora.

 

Desde que el Plan Pive, dotado con 75 millones de euros, comenzará a funcionar de manera efectiva el pasado 16 de octubre, fecha en la que se abrió oficialmente el sistema que gestiona las ayudas, se han llegado a registrar hasta 1.000 reservas diarias en toda España pero ese ritmo de compra ha sido muy inferior en Salamanca que ya en trimestres anteriores había registrado menos compras que en la media regional y nacional.

 

Además hay que sumar que a pesar de la subida del IVA al 21 por ciento, Salamanca fue la única provincia de Castilla y León que no adelantó sus compras y registró una caída en ventas de turismos y todoterrenos del 8,9 por ciento en agosto, con sólo 234 unidades vendidas. En España el incremento de ventas en ese periodo fue de un 3,4 por ciento y en el conjunto de la Comunidad se dispensaron 2.206, lo que la convirtió en una de las regiones que más creció en ventas.

 

El sector del automóvil no es el único, según el Boletín de Caja España-Caja Duero, en el que nuestra provincia sale perdiendo si se la compara con otras de la región. Este peor comportamiento relativo se repite para la compraventa de vivienda nueva, indicativa de la marcha del sector de la construcción. Así, la coyuntura en el tercer trimestre, más propicia que en trimestres precedentes por el efecto de la futura desaparición de incentivos fiscales, fue menos favorable en la economía salmantina que en Castilla y León, pues la provincia presentó un leve aumento del 0,8%, por debajo del incremento castellano y leonés (2,4%).

 

Esta caída en las matriculaciones de turismo, unida a la disminución en los vehículos industriales y a otros aspectos como la industria, los servicios y el citado de la construcción explican en buena medida el ritmo de destrucción de empleo y, lo más preocupante, señalan que el indicador sintético de actividad no agraria empeora desde principios de año y muestra un tono cíclico inferior al regional.