La constructora de La Aldehuela vuelve a tener beneficios tras pasar 2014 'en el alambre'

Acceso a la ciudad deportiva de La Aldehuela.

El Grupo San José pasó de perder 122,7 millones a un beneficio neto de 7,3 millones gracias a sus contratos con la administración y su actividad en el extranjero.

El Grupo San José obtuvo un beneficio neto de 7,3 millones de euros en 2015, frente a las pérdidas de 122,7 millones de euros que registró en 2014, según ha informado la compañía de construcción y renovables, que ha precisado que su beneficio antes de impuestos se incrementó un 49,5%, hasta los 10,6 millones de euros. Entre las operaciones que han contribuído a que la empresa volviera a los números positivos está la reforma de la ciudad deportiva de La Aldehuela en Salamanca, por la que percibirá unos 17 millones de euros en los próximos años; cinco de ellos ya le han sido abonados entre finales de 2015 y principios de 2016 con cargo a los presupuestos del año pasado.

 

La obra de Salamanca ha contribuído a reflotar el grupo, que pasó por serias dificultades durante 2014. De hecho, durante ese ejercicio tuvo que posponer el pago de algunos compromisos crediticios y la falta de financiación afectó a la marcha de los contratos de obras que había firmado, entre ellos, el de la ciudad deportiva de La Aldehuela. La reforma vio retrasado su inicio por estos problemas y cuando estaba comprometida su finalización para el verano de 2015, la obra se entregó casi el último día antes de finalizar el año pasado y tras una tramitación acelerada de un polémico cambio de proyecto.

 

La cifra de negocio del grupo que preside Jacinto Rey creció un 15,3% el año pasado, hasta situarse en 536,1 millones de euros, gracias a la mayor contribución de las obras internacionales, que ya generan más de la mitad (58%) de los ingresos. De hecho, las ventas del grupo en el mercado internacional se incrementaron un 19% en 2015, hasta sumar 313,1 millones de euros, frente a un repunte de la facturación en el mercado nacional del 10,4%, hasta rozar los 223 millones de euros.

 

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) de San José se situó en 43,8 millones de euros, un 29,6% más que en 2014, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) se multiplicó por más de dos, hasta superar los 30,7 millones de euros.

 

Por áreas de negocio, la de construcción aportó 442,1 millones de euros a las ventas de la compañía, un 15,8% más que el año pasado, en tanto que la división de concesiones y servicios facturó 46,6 millones de euros, con una progresión del 12,3%, impulsada por la puesta en servicio definitiva e inicio de la fase concesional de los hospitales de Santiago de Chile. Por su parte, San José elevó sus ventas en la división de energía un 12,1% en 2015, hasta los 12,7 millones de euros.