La consejera considera que la aparición de topillos en Tierra de Campos no es una plaga

La consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León ha advertido de que la situación de los topillos en la zona de Tierra de Campos, que afecta actualmente a poblaciones en Zamora, Valladolid y Palencia, no puede denominarse como "plaga".

Esta situación, que ha llevado al sindicato agrario Asaja en Palencia a reclamar a la Junta los daños sufridos por los agricultores, está "bien controlada". "En la actualidad se está trabajando en 1.100 municipios de Castilla y León y siempre que ha habido algún caso anómalo se han duplicado los controles", ha subrayado la consejera Silvia Clemente.

 

Además, ha insistido en que la Junta, desde 2007, ha desarrollado y plan de control y actuación permanente "con controles monotorizados en toda la Comunidad", al tiempo que ha añadido que además existe un comité de científicos expertos que se reúnen cada tres meses para analizar esta especial situación.

 

"El último encuentro ha sido el pasado 9 de septiembre y tras él se han comenzado a desarrollar unas actuaciones específicas, para las que es indispensable la ayuda de los propios agricultores", ha recordado, tras lo que ha anunciado que se les ofrecerá a estos trabajadores unas nuevas recomendaciones "para que se ayude a combatir el exceso de población que hay en esta temporada".