La confianza del consumidor alcanza su nivel más alto en más de un año

La confianza del consumidor subió 11 puntos en junio en relación al mes anterior, hasta situarse en 61,8 puntos, su nivel más alto desde marzo de 2012.

Este repunte del indicador, que se produce después de que en mayo bajara hasta los 50,8 puntos, es consecuencia de la mejora del indicador de situación actual, que subió 10,1 puntos, hasta situarse en 45,9 puntos, y de las mejores expectativas de los consumidores.

 

En concreto, el indicador de expectativas aumentó en junio en 11,8 puntos, hasta los 77,6 puntos, debido a la favorable percepción del futuro de la economía y del empleo y, en menor medida, de los hogares.

 

El CIS ha destacado que, en porcentaje, el indicador de confianza de los consumidores se incrementó en junio un 21,7% respecto a mayo. En términos interanuales, la confianza de los consumidores se encuentra 11,2 puntos por encima del nivel de hace un año (50,6 puntos).

 

El ICC recoge mensualmente la valoración de la evolución reciente y las expectativas de los consumidores españoles relacionadas con la economía familiar y el empleo, con el objetivo de anticipar sus decisiones de consumo. El indicador recoge valores de entre 0 y 200, considerándose que por encima de 100 la percepción es positiva y por debajo, negativa.

 

El avance en 10,1 puntos del indicador de situación actual se debe, sobre todo, a la valoración que hacen los consumidores sobre la economía en general, que aumenta más de 15 puntos, y sobre el mercado laboral, que sube 13 puntos. En cambio, la valoración sobre la situación de los hogares crece de forma más moderada, 2,2 puntos.

 

En relación a los datos de junio de 2012, la valoración actual de la situación económica del país es 20,5 puntos superior, las opciones que ofrece el mercado de trabajo se valoran 17,9 puntos por encima del año pasado, y la situación en los hogares ha mejorado 7,7 puntos desde entonces.

 

EL INDICADOR DE EXPECTATIVAS SUBE CASI DOCE PUNTOS

 

Por su parte, el índice de expectativas se incrementó casi doce puntos, hasta los 77,6 puntos, debido a las mejores expectativas sobre la futura evolución de la economía, que aumentan casi 17 puntos, y las del empleo, que repuntan más de 14 puntos. Las expectativas sobre los hogares también crecieron, aunque menos, en este caso cuatro puntos.

 

En términos interanuales, los datos de expectativas muestran incrementos en sus tres componentes. Así, se encuentran 9 puntos por encima respecto a la situación económica del país y del empleo, y son 2,5 puntos superiores a las expectativas que tenían los hogares un año antes.

 

En general, dos de cada tres encuestados por el CIS entiende que la situación económica actual es peor que la de hace seis meses, mientras que el 19,3% no aprecia cambios y el 10,6% estima que ha mejorado. Estos porcentajes han mejorado bastante respecto al mes de mayo, cuando ocho de cada diez españoles pensaba que la situación era peor y apenas el 6,1% apreciaba mejoras.  

 

De cara a los próximos seis meses, uno de cada cuatro entrevistados confía en que el estado de la economía será mejor, frente al 50,1% que auguran un empeoramiento y el 16,9% que no espera cambios.

 

El ICC de junio, para cuya elaboración el CIS ha realizado 1.400 entrevistas, muestra que al 43,8% de los entrevistados llega justo a fin de mes y que el 26,9% ahorra poco dinero cada mes. De hecho, el 17,4% afirma que ha tenido que echar mano de sus ahorros para llegar a fin de mes. Por el contrario, sólo el 3,1% dice que ahorra bastante cada mes.

 

POCAS POSIBILIDADES DE AHORRO

 

En línea con estas respuestas y de cara al próximo año, el 42,8% de los españoles asegura que sus posibilidades de ahorro serán menores, un porcentaje algo más elevado cree que serán iguales (45,9%) y únicamente un 8% cree que dentro de un año tendrán más posibilidades de ahorrar.

 

La encuesta refleja además que el 49,4% de los entrevistados percibe la situación económica actual de su familia peor que hace seis meses, mientras que el 44,9% asegura que es igual y sólo el 5,5% afirma que ha mejorado. Entre las razones más apuntadas por los que sostienen que la situación es peor se encuentra el alza continuada de los precios, la disminución de los ingresos familiares y la pérdida de empleo de alguno de los miembros del hogar.

 

Entre el 5,5% de los que aseguran que su situación ha mejorado, el 35,1% indica que se debe a que un miembro del hogar ha encontrado empleo, mientras que el 20,8% explica que han aumentado los ingresos familiares.

 

Sobre la situación del mercado laboral, uno de cada cinco encuestados afirma que ninguna persona de su entorno se encuentra en paro, mientras que el 13,9% dicen conocer a una persona en esta situación, el 10,9% a dos y el 9,1% a tres. El 5,4% asegura que conoce a más de diez personas en paro.

 

DIFICULTADES PARA ENCONTRAR EMPLEO

 

El 26,8% de los entrevistados afirma que ahora hay más personas en paro en su entorno que hace seis meses, y el 67,1% piensa que la situación en España para encontrar un empleo es peor que la de hace seis meses, mientras que el 23,5% cree que la situación no ha cambiado y el 6,4% que ha mejorado.

 

Cuando se les pregunta por la evolución del empleo de cara a los próximos seis meses, un 47,9% de los encuestados piensa que la situación empeorará, frente al 24,9% que cree que mejorará y el 16,4% que considera que permanecerá sin cambios.