La conducción 'a vela', el futuro del ahorro energético

Bosch desarrolla un sistema que permite rebajar un 10% los consumos aprovechando la incercia del vehículo para desconectar el motor.

El fabricante alemán de componentes para automóviles Bosch ha desarrollado un sistema arranque y parada del motor con modo de 'conducción a vela', que permite que el coche circule durante largas distancias sin emisiones, informó la empresa, que señaló que este dispositivo puede recortar el consumo hasta en un 10%.

 

Bosch indicó que esta tecnología, con el objetivo de reducir el consumo de combustible, apaga el motor de combustión durante las fases de conducción en las que el automóvil es capaz de mantener la velocidad con la inercia. En el momento en el que el conductor acciona el freno o el acelerador, el propulsor vuelve a funcionar. La compañía afirma que durante un 30% de los trayectos largos con el coche no se requiere la fuerza del motor, por lo que se puede circular por inercia durante alrededor de la tercera parte de un recorrido, con un ahorro de combustible de hasta el 10%.

 

El miembro del consejo de administración de la compañía Rolf Bulander afirmó que este sistema de arranque y parada con función 'a vela' "es muy rentable y se puede combinar con todos los motores de combustión". "Además, reduce considerablemente el consumo", añadió.

 

La corporación explicó que, en la actualidad, algunos automóviles ya pueden llevar a cabo un modo de conducción por inercia "light", mediante un mecanismo de transmisión que cambia automáticamente a punto muerto cuando el conductor deja de pisar el acelerador, por lo que se reduce el consumo, pero no se elimina del todo. "El Start/Stop con modo de conducción 'a vela' será, desde el punto de vista de Bosch, tan normal como el sistema de climatización", afirmó Bulander, que señaló que Bosch apuesta en muchos de sus productos por la función de ahorro de combustible.