La Comunidad recibe, junto a PaĂ­s Vasco, la "mejor nota" en la implantaciĂłn de la Ley de Dependencia

Los parĂĄmetros analizados son: eficiencia, inversiĂłn, gestiĂłn de la lista de espera, gasto por habitante, innovaciĂłn y buenas prĂĄcticas, entre otros

Castilla y LeĂłn y PaĂ­s Vasco acaban 2011 con una nota de 10 por ser las comunidades que "mejor" implantaciĂłn han hecho de la Ley para la AutonomĂ­a Personal y de AtenciĂłn a las Personas en SituaciĂłn en Dependencia, en base a los parĂĄmetros de eficiencia, inversiĂłn, gestiĂłn de la lista de espera, gasto por habitante, innovaciĂłn, buenas prĂĄcticas, integraciĂłn de los servicios sociales, entre otros, basados en los datos oficiales del Imserso y Ministerio de Hacienda.

Por el contrario, segĂşn los mismos parĂĄmetros establecidos por la AsociaciĂłn de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, Canarias, con 0,5 puntos; Comunidad Valenciana, con 2 puntos; Asturias (2,5), Ceuta y Melilla (3) y la Comunidad de Madrid (4) acaban 2011 con un suspenso en el desarrollo de la Ley para la AutonomĂ­a Personal y AtenciĂłn a las Personas en SituaciĂłn de Dependencia, segĂşn el VIII Dictamen del Observatorio Estatal de la Dependencia, que analiza semestralmente la aplicaciĂłn de la norma en todas las comunidades autĂłnomas.

A estas dos autonomĂ­as le siguen La Rioja (9), Castilla La Mancha (8,5) y AragĂłn (8,5), aunque bajan cada una un punto respecto al aĂąo pasado, y AndalucĂ­a (8) y Cantabria (7) se mantienen estables respecto a los informes anteriores. En la mitad de la tabla, se encuentra CataluĂąa (6,5), Navarra (6), Murcia (5,5), Extremadura (5,5), Galicia (5,5) y Baleares (4,5).

"En la inmensa mayorĂ­a de las comunidades se ha producido una ralentizaciĂłn y un estancamiento de la ley", indica el presidente de la AsociaciĂłn de Directores y Servicios Sociales, JosĂŠ Manuel RamĂ­rez, en declaraciones a Europa Press, que tambiĂŠn advierte de que en Castilla-La Mancha y AragĂłn se ha producido "una grave retroceso" en 2011, al igual que en Asturias y Navarra.

Asimismo, lamenta la "desidia" de la Comunidad Valenciana y Canarias, que "ya no pueden bajar mĂĄs sus puntuaciones porque no han desarrollado la ley en los cinco aĂąos que lleva en vigor". No obstante, ha advertido de que el sistema de dependencia en EspaĂąa se ha podido mantener en el aprobado (5,9 puntos de media), gracias a las incorporaciones de beneficiarios en el PaĂ­s Vasco, Castilla y LeĂłn y Madrid.

Ese 30 por ciento de dependientes (312.000) que todavĂ­a no han recibido ningĂşn servicio o prestaciĂłn es uno de los temas que mĂĄs preocupa a la AsociaciĂłn de Directores y Gerentes de Servicios Sociales y que denomina como "limbo de dependencia". Esta situaciĂłn, SegĂşn RamĂ­rez, "se ha cronificado" y el nuevo Gobierno tiene que resolverla incorporando a estos dependientes al sistema.

Si bien es cierto que la norma ha ayudado a crear alrededor de 150.000 puestos de trabajo, desde la AsociaciĂłn de Directores y Gerentes apuntan a que si se dieran menos prestaciones para cuidados informales en favor de servicios y se incorporaran los dependientes no atendidos, podrĂ­an crease 150.000 empleos mĂĄs. AsĂ­, indican que por cada 100.000 ayudas econĂłmicas que se dan actualmente, se generarĂ­an 30.000 nuevos puestos de trabajo.

Deuda de 1.268 millones con las empresas
Esta opiniĂłn es compartida con la FederaciĂłn de Empresas de la Dependencia, que, segĂşn su presidente, el aĂąo finaliza de forma "dramĂĄtica" para muchas de las entidades que gestionan centros residenciales, que se encuentran en riesgo de quiebra. SegĂşn ha denunciado en reiteradas ocasiones esta patronal, las administraciones pĂşblicas acumulan una deuda con el sector de 1.268 millones de euros, una situaciĂłn que hace "inviable" su sostenibilidad.

La ConfederaciĂłn EspaĂąola de Organizaciones de Mayores (CEOMA) tambiĂŠn ha valorado la aplicaciĂłn de la ley en 2011 y lamenta que la puesta en marcha hace ya casi cinco aĂąos se hiciera de "forma precipitada" y sin un modelo que garantizara una financiaciĂłn "suficiente y estable".