La comunidad compensará a las farmacias del medio rural por la reducción del gasto en medicamentos

Sáez Aguado y Carmen Peña, tras reunirse con Juan Vicente Herrera.

Un 15 por ciento de las 1.639 oficinas existentes en la región se encuentran ubicadas en pequeños municipios. La Junta pretende minimizar el daño y evitar posibles cierres.



VALLADOLID, 8 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Sanidad de Castilla y León desarrollará en un plazo aproximado de un mes una orden destinada a garantizar la pervivencia de las oficinas de farmacia ubicadas en pequeños municipios y que se han visto especialmente afectadas por la reducción del gasto en medicamentos, sobre todo desde la entrada en vigor del copago farmacéutico.

La referida orden, que desarrollará el Real Decreto Ley 8/2010 aprobado por el Gobierno central para tal fin, está siendo ya consensuada con el colectivo de farmacéuticos de Castilla y León y podría ver la luz en un plazo de cuatro o seis semanas, tal y como ha anunciado hoy el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, quien ha precisado que la medida podría beneficiar a un 15 por ciento de las 1.639 oficinas de farmacia existentes en la región, "que son establecimiento privados de interés público".

Para ello, su departamento estudia aplicar un índice corrector del margen comercial en el caso de aquellas oficinas rurales "aisladas" y cuya facturación anual esté por debajo de los 200.000 euros, y todo ello con el objetivo de facilitar el mantenimiento del servicio que éstas prestan a la población de los pequeños municipios en los que se encuentran radicadas.

El titular de Sanidad, quien se ha reunido hoy con el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y los representantes nacional y autonómico del colectivo de farmacéuticos, Carmen Peña, y Jesús Aguilar, respectivamente, para analizar la aplicación de las nuevas políticas en dicha materia en la Comunidad, ha recordado que la reducción del gasto en medicamentos en la región desde la entrada en vigor del copago, entre los meses de julio y diciembre, se ha situado en los 103 millones de euros, de los cuales un 11,92 por ciento son directamente atribuibles a dicha aportación económica añadida de los usuarios, que en el caso de los pensionistas ha sido de 3,4 euros mensuales.

CON EFECTOS RETROACTIVOS

Por ello, y ante el peligro de que algunas oficinas del medio rural no puedan soportar dicho recorte en sus beneficios y se vean obligadas a cerrar, la Administración regional proyecta aplicar un índice corrector del margen comercial que tendría efectos retroactivos desde el segundo semestre de 2012.

En la actualidad, de las 1.639 farmacias abiertas en Castilla y León, 629 están situadas en zonas urbanas, 146 en áreas suburbanas y 864 establecidas en zonas rurales, a las que hay que sumar 274 botiquines asociados, cifras que colocan a la Comunidad en la segunda con mejores ratios de oficinas en relación a su población.

Todos los participantes en el encuentro han coincidido en apostar y defender el actual modelo de ordenación farmacéutico, que, como así han resaltado el consejero y la presidenta nacional del colectivo, ha garantizado hasta el momento que el 99 por ciento de los españoles tenga acceso a pie a las 21.427 oficinas en red del país, de ellas dos terceras partes ubicadas fuera de capitales de provincia y de éstas 2.500 en pueblos de menos de mil habitantes y 1.050 en poblaciones de menos de 500 vecinos.

Y es que el modelo español, en el que la farmacia es de propiedad y titularidad independiente, frente a aquel donde las oficinas pertenecen a cadenas, permite ofrecer un "servicio de proximidad que prioriza la política social y sanitaria por encima de los resultados meramente económicos", ha enfatizado Carmen Peña, que, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha abogado por no tocar este sistema y ha subrayado que éste cobra cada vez mayor importancia en un momento en el que "se ha pasado de una sociedad de agudos a una sociedad de crónicos".

Por ello, ha aplaudido el anuncio de la Consejería de Sanidad en Castilla y León de compensar a aquellas oficinas del medio rural al considerar que éstas "suponen un valor añadido para una población envejecida a la que prestan una labor social y sanitaria de primer orden".

Pero además, el consejero ha apostillado que "la mejor garantía de viabilidad" para las oficinas de farmacia es que la Administración regional haga frente, "en tiempo y forma", a los pagos por el servicio que éstas prestan, y en tal sentido ha recordado que su departamento atiende regularmente los pagos el día 20 de cada mes, y se ha comprometido a seguir en esta línea.

En cuanto a la decisión de los ayuntamientos de Villarino y Pereña, ambos en la provincia de Salamanca, de acudir a la vía de lo contencioso-administrativo contra el cierre de las urgencias nocturnas en Las Arribes, Sáez Aguado se ha limitado a mostrar su "respeto" pues, según ha reconocido, "a todos les gustaría tener al médico lo más cerca posible", si bien ha declinado entrar en más valoraciones a la espera de lo que dictaminen los jueces, aunque sí ha recordado que pretensiones de otros municipios en idéntico sentido se han encontrado ya con resoluciones en contra de la Justicia.