La comisión del Grupo SIETE encara la 'hora de la verdad' tras consumir la mitad de su plazo

Imagen de la primera reunión de la comisión de investigación del Grupo SIETE.

La lentitud en facilitar documentos para su consulta ha frenado la comisión de investigación del Grupo Siete, pero parece lista para afrontar su fase decisiva. Lo próximo, la declaración de primer cargo político, el exconcejal Lago. La oposición quiere más opiniones que las 'idílicas' del jefe policial y sus subinspectores.

La comisión de investigación sobre el Grupo SIETE, la controvertida unidad especial de la Policía Local de Salamanca, ha dormido el sueño de los justos durante casi siete semanas. Es el tiempo que ha pasado entre su última reunión y su reactivación, que podría producirse esta próxima semana si todos los grupos están conformes en seguir adelante con su desarrollo. De este modo, la comisión, la primera de esta características que se celebra en el Ayuntamiento de Salamanca, ha consumido la mitad de su vida (se habló de cuatro meses de duración) sin que haya sido posible avanzar, pero parece que está lista para volver a hacerlo.

 

La falta de diligencia y la opacidad del equipo de Gobierno, del presidente de la comisión, Carlos García Carbayo, y del concejal del área, Fernando Rodríguez, ha hecho que desde hace mes y medio no se haya vuelto a reunir. Su última cita fue el 30 de septiembre y, entonces, se comprometió la entrega de una documentación solicitada sobre los operativos y fundamentos del Grupo SIETE. El presidente de la comisión y el equipo de Gobierno han impuesto tener que consultarla in situ y sin poder sacar copias, lo que ha generado quejas de la oposición y retrasos. Y tampoco ha sido muy ágil la entrega de documentos, con la excusa de su importante volumen.

 

Esto casa con la estrategia que, desde el principio, ha mantenido el PP para intentar desmontar su celebración y con la que ha defendido la idoneidad de la existencia de esta unidad, pero no es eso lo que opinan los grupos de la oposición. De hecho, ni PSOE ni Ciudadanos ocultan desde hace tiempo, antes incluso de constituirse la comisión, que su auténtico papel es aclarar si es necesario un grupo así en la Policía Local o si por contra había que disolverlo, como mantuvieron en agosto. Este podría ser el auténtico debate que abra esta comisión, al margen de actuaciones más o menos perfectas y de rumorología.

 

 

DESDE EL 4 DE SEPTIEMBRE

 

La comisión de investigación se aprobó en pleno el día 4 de septiembre; fue propuesta por Ganemos Salamanca y tuvo el apoyo de PSOE y Ciudadanos. El PP intentó que no se incluyera en el orden del día de aquel pleno, pero acabó aceptándola. Su primera convocatoria fue el pasado día 24 de septiembre, cuando se constituyó y se anunciaron las primeras comparecencias; y después, el día 30 de septiembre, tuvo una primera reunión ordinaria en la que acudieron a declarar el jefe de la Policía Local, José Manuel Fernández, y dos de sus integrantes, el subjefe del Cuerpo, Jesús Esteban, y el subinspector responsable del Grupo Siete, Simón Pedro Lucas. 

 

El jefe de la Policía Local, con el concejal del área y el alcalde.

 

El jefe policial defendió en todo momento la oportunidad de tener una unidad así en el organigrama de la Policía y la idoneidad de su funcionamiento y coincidió en su versión con sus dos subordinados. Y esta misma versión defendió el PP. Fernández llegó a decir que "si no existiera, habría que inventarlo".

 

 

MÁS DECLARACIONES

 

Sin embargo, los grupos de la oposición quieren escuchar declaraciones menos 'idílicas'. Por eso se preparan para las próximas peticiones de comparecencia.  Ciudadanos ha adelantado este viernes que solicitará la comparecencia del primer responsable político, el exconcejal de Policía, Ángel Lago, responsable del área durante la primera legislatura de Alfonso Fernández Mañueco, cuando se han originado muchas de las polémicas en las que está metido el Grupo SIETE, siempre con José Manuel Fernández como jefe de la Policía Local. Por reglamento, las comisiones especiales "podrán requerir la presencia de Concejales o del personal de la Corporación que puedan tener relación con dicho cometido a efectos de facilitar información sobre el mismo", para lo cual tendrán que comunicarlo con tres días de antelación a los interesados.

 

Es previsible que los grupos llamen a más personas para que den su versión, pero en el caso del PSOE aseguran que primero habrá que terminar de ver la documentación solicitada (será a principios de esta semana) para obra de manera coherente. También se espera que su desarrollo sea, a partir de ahora, más veloz, ya que la segunda reunión duró cerca de cinco horas, el tiempo que los tres responsables policiales llamados estuvieron declarando en el salón de plenos.