La Comisión de Fomento aprueba el proyecto para la construcción del 'mega parque' junto al Puente Sánchez Fabrés

Para los jóvenes se colocará un “Skate-park” de 200 metros cuadrados con diferentes saltos y obstáculos para el uso de monopatines y trial-bike

El Ayuntamiento de Salamanca ha dado hoy un nuevo impulso al parque público de 28.000 metros cuadrados que tiene previsto construir en la margen izquierda de la desembocadura del Arroyo del Zurguén, junto al Puente Sánchez Fabrés.

 

La Comisión de Fomento ha dado el visto bueno al proyecto que tendrá que ser aprobado en la Junta de Gobierno Local. Como ya anunció el alcalde de Salamanca la semana pasada este nuevo espacio se convertirá en un gran parque accesible, ya que se podrá entrar al mismo desde todos sus puntos sin ningún tipo de barreras arquitectónicas, con espacios pensados para todas las edades.

 

El parque contará con un auditorio verde con una capacidad aproximada para 1.000 personas sentadas, con un escenario de 336 metros cuadrados con cubierta de 170 metros y una caseta prefabricada, con acabado en madera y ventanales de aluminio, que podrá tener un uso público hostelero o de restauración.

 

Para mejorar la comunicación se creará un nuevo carril bici perimetral y con conexión al ya existente en la parcela con una longitud de 336 metros y que atravesará el parque de noroeste a sureste. Con el objeto de seguir fomentando la movilidad sostenible a este nuevo tramo de red ciclista se sumará la colocación de una nueva base del Sistema de Préstamo de Bicicletas SALenBICI con seis módulos y uno tarjetero con una capacidad total para 13 bicicletas.

 

Esta nueva base de préstamo de bicicletas no sólo dará servicio a las personas del parque, sino también a los usuarios de las instalaciones deportivas de Salas Bajas y del aparcamiento que existe junto a la residencia de mayores.

 

Se construirá una nueva pasarela peatonal y ciclista sobre el Arroyo del Zurguén de 4 metros de ancho y 36 metros de longitud de acero estructural; y caminos y plataformas de zahorra. Con esta actuación se mejorará notablemente el tránsito de los ciudadanos, ya que la actual pasarela es muy estrecha y dificulta el paso de más de una persona al mismo tiempo.

 

Asimismo, con esta nueva pasarela se unirán dos grandes zonas de esparcimiento como son el futuro parque y las pistas deportivas situadas junto al Puente Romano.

 

Con el fin de seguir ampliando las zonas infantiles tan demandadas por las personas de Salamanca, en este nuevo parque también se instalarán juegos infantiles compuestos por elementos con formas de hormiga y barco. Está previsto que esta zona infantil cuente con una superficie amortiguadora de gravilla.

 

Pensando en las personas mayores se colocarán siete aparatos biosaludables dirigidos al giro de brazo, bici, piernas, triple cintura, andador, corredor y péndulo; además de cerca de una treintena de bancos de fundición con tabillas. Y para los jóvenes se instalará un “Skate-park” de 200 metros cuadrados con diferentes saltos y obstáculos para el uso de monopatines y trial-bike.

 

En el nuevo espacio se plantarán más de 150 árboles y arbustos de diferentes especies (fresno, laurel, junípero o plátanos, entre otras), y cerca de 9.000 metros cuadrados de césped. También se instalará red de riego y saneamiento y una red de alumbrado público acorde a las diferentes zonas de ocio y disfrute del parque.

 

Se acondicionará el espacio situado bajo el puente Sánchez Fabrés para facilitar el aparcamiento de vehículos y se colocarán elementos que impidan el acceso de los mismos al parque. Asimismo se construirá una escalera y una rampa para que las personas que aparquen sus vehículos en esta zona puedan acceder de forma directa tanto al parque como al puente.