La collera charra Rivas-Sánchez se erige vencedora en el campeonato

Otro herido. El garrochista Juan Ignacio Mulas resultó lesionado en un hombro al caer del caballo y fue trasladado al centro sanitario. Acoso y derribo. Las colleras locales quedaron quinta y sexta
Ángel s. Peinado

La fase final del campeonato de Castilla y León celebrada ayer en la Finca de Casasola comenzó con una hora de retraso como consecuencia del corte de la carretera producido por la Maratón que también se celebró ayer entre Sancti-Spíritus y Ciudad Rodrigo, impidiendo la llegada a la finca de muchos garrochistas y público. Esta situación provocó el lógico malestar en la organización del campeonato y en los aficionados que no entendían cómo el Ayuntamiento no había previsto esta circunstancia y evitado que los dos actos de solaparan.

En torno a la una de la tarde comenzó la prueba con menos fortuna que en el primer día para las colleras mirobrigenses. Agustín Santos y Juan Luis Perita, que el sábado terminaron encabezando la clasificación, no tuvieron suerte con su lote de vacas, ya que tanto la brava como la mansa les crearon serias dificultades en la carrera. No obstante, lograron 34 puntos situándose en un honroso quinto puesto, seguidos de la otra collera mirobrigense de Miguel Ángel Flores y Sergio Nieto, que lograron 27 puntos. La representación de Ciudad Rodrigo fue destacada, dejando a la ciudad en un buen nivel frente al resto de competidores.

Buena posición charra
La collera salmantina de Villar de los Álamos, formada por Juan José Rivas Serrano y Manuel Sánchez Muriel, se proclamó ganadora del IX Campeonato de Acoso y derribo de Castilla y León, obteniendo 53 puntos frente a los 46 que consiguió la segunda formada por Juan Antonio De Andrés Lorenzo de Valladolid y Juan Alfonso Benito González de Salamanca.

La tercera posición fue también para otra collera salmantina, concretamente para Valentín Sánchez Prieto y Ángel Hernández Rivas, que obtuvieron 43 puntos.

La prueba fue seguida por numeroso público. También ayer se registró un nuevo percance: el garrochista salmantino Juan Ignacio Mulas Santiago sufrió una aparatosa caída cuando empujaba con su garrocha a la vaca, resultado herido en el hombre por lo que tuvo que ser trasladado al hospital.