La cobertura de las bajas de los profesores impiden que se puedan realizar las tareas docentes

La Plataforma en Defensa de la Educación Pública denuncia que los cambios administrativos permiten ahora que los alumnos puedan estar sin su profesor especialista de materia más de quince días hasta que se cubre la baja.

"Dos semanas sin clase es un equivalente al seis por ciento de las actividades lectivas normales, lo que, a nuestro entender resulta excesivo y aunque estos alumnos están bajo la atención del profesor de guardia, éste no tiene por qué ser especialista en la materia del profesor ausente, siendo su tarea únicamente la de vigilante. Sustituir la impartición de una materia por la vigilancia equivale a reducir la labor del profesorado al mero cuidado de los alumnos", extremo éste con el que la Plataforma por la Educación Pública está en total desacuerdo.


Del mismo modo, manifiestan su disconformidad con los planteamientos relativos tanto a la justificación de indisposiciones médicas como al descuento económico del que son objeto los profesores enfermos.


Consiseran que ha sido la dejación de funciones por parte de la administración la que ha llevado a esta política de tratar a todo el mundo por igual en vez de valorar el trabajo, o la falta de él, de los profesores a su cargo.


Piden a la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León que muestre confianza en sus profesores y orgullo por su trabajo, ya que tanto presume de los resultados logrados por sus alumnos en pruebas externas, y no lo menoscabe con decisiones administrativas como la que nos ocupa.


Por último, instan a todos los Centros educativos de la provincia a que se sumen a su demanda solicitando a la Dirección Provincial desde Claustros de profesores, AMPAs y Consejos Escolares a la retirada de esta normativa.