La CNMV prevé que los preferentistas pierdan la mitad de su inversión al final del proceso de reestructuración

La presidenta del supervisor apoya la decisión del Gobierno de no pedir el rescate para el país, "porque hubiera sido un error absoluto"

La presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez, prevé que los tenedores de preferentes españoles pierdan aproximadamente la mitad de su inversión una vez que finalice el proceso de reestructuración bancaria.


Así lo ha expresado durante un desayuno organizado por PwC sobre el liderazgo femenino en las empresas, donde ha asegurado que la UE ha creado "mucha alarma" con el rescate a Chipre "en entidades financieras con estructuras totalmente distintas".

En concreto, Rodríguez considera que el principal fallo de las autoridades europeas con el problema chipriota ha sido de comunicación, "pues se pensaron hasta tres soluciones distintas; fue un proceso de ida y vuelta mucho peor que plantear algo definitivo desde el principio. En su opinión, en este caso "Alemania tenía mala conciencia con Chipre, y por eso se actuó así".

En el caso de las preferentes españolas, la presidenta de la CNMV ha insistido en que los folletos de comercialización "dejaban claro que eran títulos de deuda perpetua y que los inversores podían perder todo su dinero, por eso ahora los tenedores tienen que hacer frente al proceso de saneamiento de las entidades".

Sobre este procedimiento de reestructuración bancaria en España, al que ha calificado de "hito sin precedentes", ha reconocido que aún no está concluido y que "queda mucho por hacer". "Va a ser un proceso doloroso socialmente por toda la gestión de los productos híbridos de carácter obligatorio de las tres entidades nacionalizadas", ha afirmado Rodríguez.

La presidenta del supervisor financiero ha subrayado que nadie pensó que podía llegar a ocurrir esto, "por lo que no se puede hablar de culpabilidad directa, sino de responsabilidades compartidas". No obstante, ha asegurado que la CNMV está trabajando por que, de cara al futuro, haya la máxima transparencia y se disponga de mecanismos internos de prevención.

"EL RESCATE AL PAÍS HABRÍA SIDO UN ERROR ABSOLUTO"

Elvira Rodríguez ha defendido que el Gobierno optara por pedir un rescate para los bancos en lugar de para el país, "pues hubiera sido un error absoluto".

"Al final, el Ejecutivo se inclinó por una financiación parcial a la banca, pero como el importe era tan grande que no se podía conseguir en los mercados de capitales, se tuvo que recurrir a Europa", ha explicado la presidenta de la CNMV en su análisis sobre el proceso de reestructuración del sistema financiero.

Según ha aseverado, se ha demostrado que esta postura era la correcta, "pues la prima de riesgo y el interés del bono español han bajado, el Tesoro se está financiando muy bien y las grandes empresas también lo están consiguiendo".

Para Rodríguez, el Memorándum de Entendimiento (MOU) firmado entre España y la UE supuso un "punto de inflexión" en la situación económica española, "porque los indicadores de confianza han ido mejorando".

"Hemos conseguido una racionalización de nuestro sistema financiero, se han limpiado los balances de las entidades de forma adecuada y se ha conseguido dar liquidez a las entidades minimizando su dependencia de los préstamos del Banco Central Europeo (BCE)", ha remarcado.

Además, ha afirmado que todas las entidades españolas van a cumplir con el requisito de Bruselas de conseguir un 9% de ratio de solvencia, pero ha avisado de que esto se va a traducir "en un problema, que es que van a dar menos financiación". Por ello, ha recordado que el proceso de saneamiento no está acabado y que ahora hay que lograr que la financiación llegue a las pymes y a las familias españolas.