La CNMV acepta la oferta de Unicaja por Banco Ceiss

El regulador ha dado su plácet al folleto que contiene los términos de la oferta que ha realizado Unicaja para hacerse con el control de la extinta Caja Duero-España, y en el que la caja malagueña establece el canje de títulos de Ceiss por los suyos hasta un 26% del capital de la entidad.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha hecho público esta tarde que acepta el Folleto de Emisión con los términos de la oferta que ha hecho Unicaja para hacerse con el control de banco Ceiss. El documento incluye las condiciones que ha impuesto la entidad malagueña para la absorción de la entidad castellano y leonesa y supone el último paso que faltaba para que se ponga en marcha la operación después de más de dos años de incesantes negociaciones.

 

El folleto contiene los términos en los que Unicaja ha lanzado su oferta para absorver banco Ceiss, la marca bancaria que gestiona los activos de lo que fue Caja Duero-España. Esos términos se conocen desde el pasado día 5 de octubre, aunque después Unicaja ha hecho algunas puntualizaciones, como este mismo lunes. Lo fundamental es que la oferta se dirige a los propietarios de las acciones de Ceiss, por un lado inversores institucionales y, por otro, particulares que han accedido al control de títulos de la entidad al serles canjeadas por participaciones preferentes.

 

Aceptar los términos de la operación implica el canje de estas acciones y títulos de Ceiss por otros de Unicaja, y renunciar a acudir a los tribunales a reclamar el dinero perdido en el caso de los preferentistas. Por este motivo, las plataformas de afectados han manifestado siempre su negativa a aceptar el cambio en estos términos.

 

Según la oferta de Unicaja, la operación servirá para hacerse con el total del capital de Ceiss, 355 millones de euros, con la compra de acciones a los titulares mayoristas e institucionales al precio de 0,25 euros por acción; se entregará una acción de Unicaja por cada cuatro de Ceiss. Para los titulares particulares de los bonos que eran participaciones preferentes, se habilitan una oferta de bonos convertibles contigentes y perpetuos de Unicaja a razón de uno por cada 6,9 de Ceiss; estos bonos se convertirán en acciones, previsiblemente, cuando Unicaja salga a bolsa (a partir de 2016) y darán un rendimiento, pero nunca se canjearán por dinero.