La cifra de siniestros en el sector agroganadero disminuye un 23% en la provincia

En 2011 hubo una vĂ­ctima mortal cuando 2010 terminĂł con cero muertes

Los profesionales del campo salmantino sufrieron en el aĂąo 2011 un total de 219 accidentes mientras trabajaban o acudĂ­an su lugar de trabajo, cifra que representa un 23% menos que en el aĂąo anterior, 2010, cuando esta cifra se elevĂł hasta los 270 accidentes.

Este dato representa el valor mĂĄs bajo desde 2003, cuando los agricultores y ganaderos de la provincia de Salamanca sufrieron 208 siniestros; por el contrario, los aĂąos de peores registros en este sector fueron 2006 y 2007 con 302 siniestros. Entre las causas de estos accidentes se encuentran los trabajos con maquinaria y los fallos humanos.

El punto mĂĄs negativo de estos accidentes se refiere a las vĂ­ctimas mortales que se han llevado por delante y que tan solo 2010 quedĂł libre de esta lacra ya que en 2003 murieron dos personas; una en 2004, alcanzando las cuatro en 2006 para bajar hasta una Ăşnica vĂ­ctima mortal en el pasado aĂąo 2011.

Los datos del Ministerio de Trabajo también reflejan que más del 90% de los accidentes de trabajo se produjeron en el transcurso de la jornada laboral, mientras que una parte muy pequeña tuvo lugar ‘in itinere’, es decir, de camino al lugar de trabajo.

En Castilla y LeĂłn, la cifra de siniestros de los profesionales del campo ha descendido notablemente, pasando de las 1.864 de 2010 a los 1.610 de 2011, cifra que supone un 15% de descenso, alcanzando un pico mĂĄximo en 3008 cuando se produjeron un total de 2.119 accidentes laborales. Las vĂ­ctimas mortales en 2011 fueron cuatro, una mĂĄs que en 2010, siendo el peor aĂąo de todos 2006, cuando diez personas perdieron la vida.