La cifra de cabezas muertas por ataques de animales disminuye un 75% entre los aĂąos 2008 y 2011

En lo que va de 2012, se han producido 34 siniestros con 123 cabezas de ganado muertas

Los ataques de animales salvajes al ganado han disminuido en un porcentaje muy elevado entre los aĂąos 2008 y 2011, siendo mayoritarios los daĂąos provocados por el lobo en la provincia de Salamanca. En concreto, la cifra de cabezas muertas ha pasado de las 851 del ejercicio 2008 hasta las 211 del pasado aĂąo 2011, diferencia que supone un 75% menos de muertes por ataques.

Por ello, el aĂąo 2008 fue el mĂĄs destacado en siniestros que daĂąaron al ganado en Salamanca con 156 ataques y 104 expedientes tramitados con 851 animales muertos (564 por el lobo y 239 por perros), con 132 cabezas heridas y 114 desaparecidas.

Un aĂąo mĂĄs tarde, en 2009, el nĂşmero de animales fallecidos se redujo en un pequeĂąo porcentaje hasta los 796 (422 por el lobo y 356 por perros), provocados por 161 ataques con 126 expedientes tramitados, 73 animales heridos y 20 desaparecidos.

En 2010, por su parte, la cifra de animales muertos, que no de ataques, continuĂł a la baja, con 395 pĂŠrdidas para los ganaderos (144 por el lobo y 191 por perros) derivados de 161 ataques que provocaron 96 expedientes tramitados, 139 animales heridos y 38 desaparecidos.

Y la tendencia bajista de ataques continuĂł en 2011, con un descenso del 75% de las muertes con 211 (153 lobos y 11 perros), derivadas de 63 siniestros, con 30 expedientes tramitados y 37 animales heridos.

Por Ăşltimo, en lo que va de aĂąo 2012, se han producido un total de 34 ataques que han provocado 123 muertes y 14 cabezas desaparecidas, con 25 expedientes tramitados y 14 animales heridos. Por ello, el aĂąo 2008 fue el mĂĄs sangriento de todos en este apartado, junto a 2009, siendo la comarca de Ledesma la mĂĄs afectada con ataques de lobo que se congregaron en la explotaciĂłn de los hermanos SĂĄnchez Sierra en Aldearrodrigo, que perdiĂł mĂĄs de 200 cabezas de ganado ovino.

El ovino, el mĂĄs perjudicado
Por sectores, el ovino es el que mĂĄs daĂąos ha sufrido con el paso de los aĂąos. Tal es asĂ­ que de los 851 animales muertos en 2008, 792 fueron ovejas; en 2009, de las 796 cabezas muertas por ataques, 725 fueron ovejas; en 2010, de 395, fueron 314; y por Ăşltimo, en 2011, de las 211 vĂ­ctimas mortales, 170 correspondieron al ganado ovino.