La cifra de autorizaciones para conducir expedidas en Salamanca se desploma un 34% desde 2005

La licencia B (para turismos) es la que sufre un mayor varapalo con un descenso del 36%
Los salmantinos conducen menos que hace seis años, o al menos eso es lo que indican los datos de la Dirección General de Tráfico sobre autorizaciones para conducir expedidas en Salamanca. La crisis y las dificultades económicas o el envejecimiento de la población son algunas de las causas de este desplome ya que el coste del permiso de conducir puede ser, en algunos casos, muy elevados.

Así, mientras en 2005 fueron 8.266 las licencias, en el pasado año 2011 la cifra cayó de manera estrepitosa hasta las 5.534 autorizaciones, o lo que es lo mismo, un 34% menos, siendo el carné B, el de coche, el que se ha llevado un mayor varapalo con una caída de más del 36%, pasando de los 6.62 de 2005 hasta los 3.967 de 2011.

Los datos tampoco son nada alentadores en relación a hace una década, 2001, ya que la diferencia entre estos años asciende a un 12% menos pasando de las 6.243 licencias de 2001 hasta las 5.534 del pasado ejercicio 2011.

Las cifras también indican que son más hombres que mujeres los que reciben la licencia para poder conducir un turismo (carné B); en concreto, en 2001 fueron 3.298 los que consiguieron su licencia por las 2.236 mujeres, mientras que en 2001, fueron 3.701 los hombres y 2.542 las mujeres, lo que supone también un descenso.

La licencia B, la más expedida
Como es normal, el carné para turismo es el que más licencias tiene cada año en la provincia de Salamanca, que ha sufrido un descenso del 36% entre 2005 y 2011, pasando de 6.162 licencias hasta 3.967, descenso muy pronunciado, que contrasta con el resto de ejercicios como 2010 (4.529) o 2001 (4.804).

La siguiente licencia en la cola es la A2, de moto, que sí registra un aumento con el paso de los años, ya que ha subido desde las 361 de 2001 hasta las 449 de 2011, aunque el pico mayor se obtuvo en 2005 con 800 autorizaciones.

Las licencias de autobús y camiones son minoritarias pero también registran un descenso con el paso de los años. Sin embargo, sí han aumnetado, aunque en un nivel no muy elevado, las licencias BTP, para conductores de taxis, ambulancias o transporte escolar, un 53% entre 2002 y 2011, aunque la cifra también sufrió un retroceso del 30% entre los años 2005 y 2011.

Datos nacionales
Por su parte, los datos en el ámbito nacional también reflejan un descenso de las licencias de un 25% entre el periodo 2005-2011 pasando de 987.297 a 749.810 autorizaciones; no obstante, si se compara desde el año 2001 se registra un pequeño aumento de casi 30.000 licencias siendo también los hombres los que más conducen, según los datos de la DGT.