La CEOE exhibe este martes ante Mariano Rajoy una imagen de renovación y compromiso

La patronal reúne a su máximo órgano de gobierno para ratificar la limitación de mandatos de los presidentes y el nuevo Código Ético


MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, clausurará este martes, día 18, la Asamblea General de la CEOE, en la que la organización empresarial hará gala de los cambios que ha efectuado para renovarse, empezando por la reforma que ha hecho de sus Estatutos y siguiendo con un nuevo Código Ético que permitirá apartar de sus cargos a los miembros de la patronal contra los que se dirija un proceso judicial.

La Asamblea de CEOE, máximo órgano de gobierno de la patronal, está compuesta por 806 representantes de organizaciones territoriales y sectoriales, y tiene entre sus competencias exclusivas la reforma de los Estatutos, aprobar los programas y planes de actuación de la organización y elegir al presidente y a los vocales de la Junta Directiva.

Bajo el lema "Tiempo de valores, tiempo de personas", la Asamblea de este año tratará, entre otras cuestiones, la reforma de los Estatutos y el Código Ético y de Buen Gobierno que la Junta Directiva ha ido aprobando a lo largo de este año. También se abordará la memoria de actividades de la confederación y se refrendarán las cuentas correspondientes al ejercicio 2012.

Según ha explicado la propia patronal, la Asamblea se dividirá en dos partes: una más interna, con la participación exclusiva de los miembros de CEOE, y otra con un cariz más institucional, en la que se reflexionará sobre la situación económica actual. En esta segunda parte intervendrán el presidente de la organización, Juan Rosell, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

SALVAGUARDAR LA IMAGEN DE LA CEOE.

Con el escándalo del expresidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, todavía fresco -esta semana la Justicia le ha inhabilitado durante un periodo de 15 años para representar o administrar bienes ajenos-, el nuevo Código Ético y de Buen Gobierno de la CEOE proclama que la imagen y reputación de la organización es "uno de sus activos más valiosos".

Por ello, el Código desarrolla toda una batería de prácticas para que ninguno de sus miembros --directivos, afiliados y empleados-- dañen su reputación y al mismo tiempo denuncien a aquel que pueda ponerla en entredicho.

El texto fue aprobado por unanimidad en la Junta Directiva del pasado 17 de mayo y sustituye al vigente Código de Buenas Prácticas en el marco de la reforma de los estatutos de la Confederación, a la que Asamblea General de este martes dará el visto bueno. El nuevo compendio de "valores y pautas" no será de aplicación hasta el próximo 1 de septiembre.

Desde ese momento, todos los miembros de CEOE deberán evitar cualquier conducta que, "aún sin violar la ley", pueda perjudicar la reputación de la CEOE, de forma que cualquier directivo, afiliado o empleado podrá interponer una reclamación por vulneración del Código ante la Comisión de Régimen Interno, que se reunirá "cuantas veces sea necesario", con una periodicidad mínima semestral.

Por otro lado, el Código obliga a todo miembro a comunicar al presidente de la Comisión de Régimen Interno la apertura de "cualquier procedimiento judicial penal con trascendencia empresarial, poniendo a disposición de los órganos de Gobierno de CEOE su cargo hasta que se resuelva el asunto".

El texto entiende como procedimiento penal abierto, "cuando se formule contra el interesado escrito de acusación por el Ministerio Fiscal; o cuando se adopte contra el mismo una medida cautelar de especial importancia e intensidad; o cuando contra el afectado se dicte auto de procesamiento".

A continuación, la Junta Directiva de CEOE podrá, por mayoría simple, suspender de su cargo a esa persona y proponer a la Asamblea General el apartamiento de su cargo.

Por otro lado, el Código prohíbe expresamente a sus miembros "ni recurrir ni tolerar sobornos de o hacia terceros y obliga a los afiliados a CEOE a mantener al día sus obligaciones de pago con la confederación.

LIMITACIÓN DE MANDATOS.

Además, la reforma de los Estatutos de la CEOE que deberá refrendar la Asamblea incluye un límite de dos mandatos consecutivos de cuatro años cada uno para los presidentes y una reducción de las vicepresidencias de 9 a 5 miembros, en las que se incluye como vicepresidente nato al presidente de Cepyme.

En el esfuerzo que está haciendo la patronal por redimensionarse, se limitan también los miembros de los órganos de gobierno de la Confederación. Así, la Junta Directiva, que actualmente cuenta con alrededor de 231 miembros, quedará con un mínimo de 200 y un máximo de 250 personas, mientras que el Comité Ejecutivo, que cuenta con aproximadamente 49 personas, se limitará a una horquilla de entre 40 y 50 miembros.

Por otro lado, se crean una serie de órganos nuevos, entre los que destaca una comisión ejecutiva que funcionará como órgano de coordinación.