La Casa de Palencia en Madrid acoge una conferencia sobre Pedro I el Cruel

La Casa de Palencia en Madrid acogerá el próximo viernes, día 14  de Noviembre, a partir de las 19.30 horas, en sus instalaciones de la calle Bailén, 12, la conferencia titulada  Pedro I... ¿el cruel o el justiciero?, a cargo del profesor Luis Manuel Ruiz Virumbrales, en la que se adentrará en el reinado de este controvertido monarca. 


Tras la conferencia, los asistentes podrán disfrutar de un vino  español servido por el nuevo servicio de catering de la asociación.

 

El reinado de Pedro I de Castilla terminó con un fratricidio que supuso el ascenso al trono de una rama bastarda de la dinastía borgoñona. Los antecedentes hay que buscarlos en la vida  amorosa y apasionada de Alfonso XI de Castilla y León (1311-1350). Este monarca casó en 1327 con María de Portugal, hija de Alfonso IV el Bravo de Portugal y su esposa, Beatriz de Castilla. La tardanza de la joven reina en quedar en estado de buena esperanza favoreció los amores de Alfonso XI con Leonor de Guzmán, una joven viuda sevillana de extraordinaria belleza. De su esposa legítima, el Rey tuvo dos hijos varones: Fernando, que  nació en 1332 y falleció antes de cumplir un año, y Pedro, nacido dos años después y que se convirtió en el heredero del trono.

 

Durante todo el reinado de Alfonso XI, su esposa, María de Portugal, vivió postergada, mientras la favorita usurpaba su puesto en la Corte. Estos hechos alimentaron e hicieron crecer los odios familiares,  que estallaron violentamente a la muerte del Rey en 1350, desatando una de las tragedias más terribles de la  historia hispana. Tras el fallecimiento del Rey Alfonso, María de Portugal se vengó de la favorita a la que mandó degollar en Talavera, en 1351. Era el comienzo de una serie de venganzas familiares, intrigas  políticas y ambiciones personales, años de sangre y fuego, que no finalizarían hasta el encuentro sangriento de Montiel entre el hijo de María de Portugal, Pedro I, y el hijo de Leonor de Guzmán, Enrique de Trástamara, en 1369.