La carne le sigue dando vida al campo

(Foto: Chema Díez)

El sector del vacuno mantiene gran fortaleza en sus precios y acumula una tendencia alcista desde hace casi año y medio.

Las dificultades económicas han provocado un descenso del consumo de carne de vacuno en la provincia de Salamanca, sí, pero la escasez de animales en el mercado ha provocado que oferta y demanda mantengan un equilibrio que hace que los precios en origen de los animales siguen en una situación muy firme.

 

De hecho, el vacuno, tanto en la vida como en la carne, es el sector con mayor fortaleza en el campo en los ámbitos salmantino y nacional, y eso se refleja a la perfección en los precios que marca la Lonja Provincial cada semana.

 

Analizando cuatro categorías de todas las cotizables, se desprende una subida considerable en el último año y medio y con unas perspectivas que hablan, al menos, de mantener el precio, siempre y cuando el barco con destino a Líbano o Turquía siga operando en España en su búsqueda de ganado.

 

De este modo, los bovinos menores de año (Extra) cotizaban a 3,8 euros/kilo en el mes de agosto, mientras que en la actualidad lo hacen a 4,25 euros, que significa una subida de 0,45 euros en ese periodo. Algo parecido ocurre con otras categorías como los añojos menores de 350 kilos (Extra) que han aumentado su valor en 0,75 euros (3,39 – 4,14).

 

Las terneras menores de año (Extra) y los erales, de la misma categoría, también han experimentado una subida de precio de 0,69 y 0,67 euros por kilo respectivamente, destacando la fortaleza de un sector que no sabe cuándo tocará su techo.