La canalización del arroyo del Zurguén vuelve a llenarse de maleza sin que el Ayuntamiento actúe

El encauzamiento del arroyo entre la vía del tren y su desembocadura, ejecutado en 2001 por 12 millones de euros, se vuelve a mostrar ineficaz. El PSOE reclama al Ayuntamiento una actuación o su exigencia a la CHD para limpiar la vegetación.

La canalización del arroyo del Zurguén vuelve a estar llena de vegetación que impide ver el lecho del río y que ha convertido esta estampa en una de las más habituales del medio ambiente local. El problema, originado por un proyecto no del todo acertado con un coste de 12 millones de euros, se presenta periódicamente sin que el Ayuntamiento de Salamanca lo solucione o, al menos, agilice las peticiones a la CHD para que lo haga.

 

Así lo ha denunciado el grupo municipal socialista, que este miércoles en la comisión de medio ambiente ha vuelto a pedir que se actúe para evitar que la canalización del arroyo entre la vía del tren y su desembocadura permanezca como está, llena de una vegetación de gran porte que oculta por completo la superficie. Las fotos que ilustran esta información, tomadas este miércoles por la tarde, son descriptivas de la actual situación. El trayecto completo del río entre el puente de las vías del tren y la desembocadura está repleto de maleza a lo largo del parque que se hizo, lo que afea la zona.

 

Ante el aspecto que presenta la canalización del arroyo, los concejales socialistas han vuelto a pedir al equipo de Gobierno que se tome la molestia de tomar medidas o solicitar a la entidad que tiene la competencia, la Confederación Hidrográfica del Duero, que lleve a cabo el periódico mantenimento necesario para evitar esta imagen. No es la primera vez que ocurre ni tampoco la primera ocasión en la que el consistorio se escuda en la competencia de la CHD para no exigir actuaciones.

 

La actuación en el entorno del arroyo del Zurguén data de 2001, cuando se llegó a un acuerdo entre la Sociedad Estatal de Aguas, la Junta de Castilla y León y el Ayuntamieto de Salamanca para invertir 12 millones de euros en este entorno. Nada que decir de los equipamientos, como paseos y canchas deportivas instalados, que convierten esta zona en una de las más agradables para el ocio al aire libre al otro lado del río. Pero sí contra la canalización del arroyo, que se ha mostrado ineficaz casi desde el primer día. Ecologistas en Acción denunció en su momento la tala de arbolado y el encauzamiento con un canal de hormigón, que se ha demostrado inadecuado.